Otra de animalitosbebés: rescatan un mono araña y cachorro de tigre en Tepito

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) aseguraron dos ejemplares de fauna exótica en Tepito. Se trata de un mono araña y un cachorro de león que buscaban ser transportados para su venta ilegal. (Vía: El Universal)

Así mismo, se detuvo a dos personas, quienes estaban trasladándolos, y que al no presentar ningún tipo de documentación que permitiera su transporte y avalara su legalidad, fueron retenidos y puestos a disposición de las autoridades.

La policía logró esta detención y aseguramiento de los ejemplares gracias a una denuncia de vecinos de la vecindad conocida como La Cueva. Evidentemente, no es precisamente común tener leones y monos como mascotas, por lo que se acudió a la residencia, donde se hicieron las detenciones. (Vía: Milenio)

Ahora, los dos animales están al resguardo de las autoridades para la protección de la vida silvestre y la fauna exótica. Serán revisados por médicos veterinarios para asegurar que no tienen ninguna complicación médica o enfermedades propias de su especie.

La Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana será la encargada de llevar el proceso contra los dos sujetos que tenían en su poder ambos ejemplares, pues estos requieren de permisos especiales.

El manejo de fauna exótica (toda esa que no son perros y gatos) está protegida por leyes específicas, pues todas constituyen un riesgo de salud o de daño ambiental latente. Es por eso que aunque pareciera fácil tener un mono, un hurón o un erizo, no lo es.

En Tepito se encontró hace poco un oso hormiguero, que tuvo que ser rescatado también por las autoridades mientras caminaba como si nada por las calles de este barrio tradicional de la CDMX.

Así mismo, parece que existe una red comercial de este tipo de animales en todo el país. Durante 2018, se han rescatado varios ejemplares de felinos grandes que pretendían ser enviados por paquetería o comerciado en las calles de manera ilegal.

La protección de estas especies no es un capricho burocrática. Muchas son especies que requieren de manejos especiales para asegurar su supervivencia en reservas o criaderos específicos.

Así que por más fancy que se te haga tener uno de estos, mejor hazlo a través de criaderos para que, además de tener una mascota extravagante, tengas la seguridad de que estás contribuyendo a su supervivencia… y en caso de que no sea así, tendrás que asumir tu responsabilidad.

Por: Redacción PA.