Una chica persiguió y derribó a su agresor sexual en parque CUC

Afortunadamente la chica se defendió contra su atacante por lo que ahora está viva y , dentro de lo que cabe, sana y salva, eso nos deja una lección: ¡Sin piedad contra los abusadores!
Persigue y derribó a su atacante sexual en CU y está preso (Imagen: Twitter)

Una chica que transitaba por el parque CUC, cerca de Ciudad Universitaria, cuando un sujeto de aproximadamente 30 años la atacó por la espalda. La joven logró responder el ataque y su agresor intentó huir en una bicicleta. La mujer lo persiguió, derribó y peleó con él hasta que un hombre y su hija presenciaron la pelea y acudieron en su ayuda. Afortunadamente, ella está viva y, dentro de lo que cabe, a salvo y su agresor ya fue remitido a las autoridades correspondientes. 

Denuncia por parte de la víctima que capturó a su agresor. (Imagen: Facebook)

La joven que la auxilió narró lo siguiente en una publicación de Facebook: Aproximadamente a las 6:30 de la mañana ella iba en el auto con su padre en el Eje 10, cerca del parque CUC, de un momento a otro vieron a dos personas que estaban forcejeando, también escucharon los gritos de una mujer, por lo que pensaron que se trataba de un asalto.

Luego, su padre orilló el automóvil y bajó para ver qué estaba sucediendo, al mismo tiempo otras personas se acercaron al lugar,  en conjunto comenzaron a golpear al agresor sexual para que no pudiera escaparse. La joven, por su parte, llamó al 911 para pedir ayuda, en la publicación detalla lo increíble que le parecieron las preguntas y detalles que le preguntaron para realizar la denuncia correspondiente.

En el texto puntualizó que la joven se encuentra bien y que ambas están en contacto por cualquier cosa que llegase a necesitar.  La chica emitió la denuncia correspondiente.

Ahora bien, cuando una mujer es violentada se espera que reaccione de manera agresiva y se defienda, pero sabemos que no siempre es así, cada persona reacciona de manera distinta ante un ataque y eso no está mal, es más natural de lo que creemos.

En este caso, la joven tuvo la fortaleza y valentía para no dejar escapar a su agresor, en gran medida, por ello ahora está sujeto a un proceso. Tampoco podemos dejar de lado que las personas que presenciaron el ataque actuaron de la manera adecuada y no fueron indiferentes, tal como algunas personas suelen hacerlo.

Encarar a los atacantes requiere mucho coraje, pues se podría ser víctima de una nuevo ataque, recordemos que, desafortunadamente, las mujeres somos vistas como “blancos fáciles” debido a una supuesta “vulnerabilidad” o “fragilidad”.

No obstante, junto a la denuncia y el apoyo a otras mujeres y niñas víctimas de acoso y abuso sexual, son las mejores formas de mantenernos seguras y asegurarnos que los abusadores paguen por los delitos que cometen.

Tan sólo en mayo del 2019 en la Ciudad de México se presentaron cerca de 367 casos de abuso sexual y al menos 94 casos de acoso, claro, estos son los registros denunciados. Sabemos que existen más que, por temor o falta de confianza en un sistema penal que culpabiliza a la víctima antes que ayudarla, no son denunciados.

Índices de incidencia delictiva. (Imagen: Segob)

Las autoridades deberían implementar protocolos de seguridad para prevenir y combatir de la manera adecuada a las mujeres y niñas. Pero nosotras también deberíamos crear una red de apoyo para manetenernos seguras. Sé que de cierta forma decirle a tus amigas y mujeres cercanas: cuídate mucho o anda con cuidado, es de cierta forma responsabilizarlas ante el peligro, no obstante, podemos estar alerta, denunciar cualquier tipo de violencia y defender a otras mujeres. 

Tal vez así, menos mujeres tendremos que caminar a casa con las llaves en una mano y el puño en el otro lado, esperando no ser atacadas y, después de ello culpabilizadas por haber salido solas, usar tal ropa, andar en la calle a tal hora o por el simple hecho de ser mujer.

Con información de: Excélsior