Todo un récord: cometieron al menos 4 delitos en un día

Dos personas, de 24 y 39 años fueron detenidas en la Gustavo A. Madero, luego de que cometieran presuntos robos, un asesinato y hasta trataran de huir por las azoteas de unas viviendas en la delegación.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México informó que agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina llegaron al cruce de Ahuehuetes y Camino Real, en la colonia Tlalpexco por una notificación del C-2.

Ahí, testigos señalaron que dos sujetos –los ahora detenidos–, otro hombre y una mujer, intentaron asaltar a un individuo, a quien luego hirieron con a balazos, y luego se fueron en un Volkswagen verde, tipo sedán, con placas del Estado de México y vidrios polarizados.

A través de un comunicado, la SSP apuntó que, después de un rato, un grupo de dos hombres y una mujer llegaron a una Bodega Aurrerá, amenazaron a la cajera con arma de fuego y la despojaron de dinero. Huyeron en un vehículo con las mismas características del incidente anterior.

Después, el C-2 informó que un chofer de transporte público en Lomas de Cuautepec fue herido. Según el relato que consiguió el corporativo, el hombre cerró la puerta de su camión cuando vio que dos hombres y una mujer con “actitud inusual” trataron de subirse a la unidad.

“Uno de los hombres al ver la acción, realizó un disparo con arma de fuego y lesionó al conductor, para huir en el vehículo antes mencionado”, dijo la SSP.

La PGJ relató que policías dieron con el Volkswagen en la colonia Forestal y, tras iniciar una persecución, la mujer se dio a la fuga y los hombres abandonaron el auto. Luego, detuvieron otro carro y se lo quitaron al conductor, amenazándolo con un arma de fuego.

Después, los dos detenidos se bajaron de ese vehículo y el tercer hombre se siguió. El primero fue detenido en el momento, mientras que el segundo entró a un edificio y trató de huir por las azoteas de las construcciones aledañas. Una persona la vio tratando de escabullirse y los policías lograron detenerlo al fin.

Arma asegurada: revólver, calibre 3.57 milímetros.

Ambos fueron vinculados a proceso por robo y homicidio calificado y recibieron prisión preventiva. También están ligados a otros delitos en la delegación. El hombre de 39 años ya había estado en el Reclusorio Norte por robo calificado, informaron ambas dependencias.

La PGJ informó que por homicidio calificado podrían recibir una sentencia de hasta 33 años cada uno, mientras que el robo calificado agravado en pandilla es penalizado hasta con 15 años de cárcel.