¿Cambiaron la forma de medir la calidad del aire? Sí, y no para bien

¿Realmente sabemos cómo medir que estamos en medio de una crisis ambiental?
Sistema de Monitoreo Atmosférico. (Imagen: Twitter).

Ante las contradictorias cifras del índice de Contaminación en la Ciudad de México, una usuaria en Twitter se dio a la tarea de verificar los datos emitidos tanto por el Simat como por el Air Quality. En su investigación se percató de una serie de discrepancias relacionadas con el cálculo y el manejo de los altos índices de contaminación.

Desde su formación en 1982 el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA) reportaba las variaciones de contaminación en la zona metropolitana del valle de México. Se dedica a transformar a una escala adimensional simple  y clara las concentraciones de los contaminantes.

Este sistema se fundamenta en el Pollutant Standard Index o PSI de los Estados Unidos de América y las normas de protección a la salud vigentes, de forma tal que establece en 100 puntos el límite de protección a la salud para cada contaminante. (Vía: Gobierno de la Ciudad de México)

A partir del 2006 el índice se basa en la Norma Ambiental del Distrito Federal, en esta se establecen los requisitos para el cálculo y difusión de cinco contaminantes:

  • Azufre
  • Monóxido de carbono
  • Dióxido de nitrógeno
  • Ozono
  • Partículas suspendidas

La Norma Oficial Mexicana propuso una escala de valor de 0 a 500 para medir el nivel de contaminantes por cada elemento. En este sentido, el valor de 100 se considera adecuado, sin embargo si este valor aumenta, puede poner en riesgo la salud de las personas que estén expuestas a estos contaminantes.

De esa forma, el IMECA pretende hacer claro el vinculo entre la contaminación, la calidad del aire y los riesgos de salud. Bajo este índice se proponen cinco divisiones en escala que indiquen la toxicidad del aire y con el afán de hacerlo más claro, se utilizan colores por cada división.

Índice Metropolitano de la Calidad del Aire en el 2006. (Imagen:Twitter).

Cada hora de los 365 días del año se reporta la calidad del aire y, en caso de ser necesario, se proponen medidas de seguridad para evitar el deterioro de la salud de los capitalinos.

Sin embargo, en estos meses hemos experimentado más de cuatro Contingencias Ambientales provocadas por una serie de incendios aledaños a la Ciudad de México, también podemos señalar el uso excesivo de los automóviles, desperdicios de las fabricas e industrias químicas.

Para mantener a la población informada el Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simat) ha realizado los reportes de la calidad del aire y ha emitido una serie de recomendaciones para evitar, en la medida de lo posible, el deterioro de salud en la población.

Disparidad en el índice de contaminación. (Imagen: Twitter).

Sin embargo, el 12 de mayo en redes sociales la usuaria en Twitter @paux_gr denunció lo que considera una serie de irregularidades en los cálculos del Índice de Contaminación en la CDMX. En primera instancia señaló la disparidad entre las cifras emitidas por el Simat y Air Quality.

Índice de la Calidad del Aire norma 2017. (Imagen:Twitter).

El Simat reportó un índice de contaminación de 127 mientras que Air Quality indicaba que el nivel de contaminantes se encontraba en los 158 puntos. Hizo que la usuaria se preguntara por la modificación en la escala IMECA realizada en el 2017.

Según sus investigaciones, En 2017 se sustituyó el IMECA por el índice de la Calidad del Aire en la Ciudad De México. Entre las modificaciones, se encuentra la sustitución de los algoritmos de cálculo por contaminantes por un algoritmo generalizado y flexible sin que se sepa con certeza cuál es.

Al principió pensó que la disparidad se debía a que los datos se basaban en la Agencia de Protección Ambienta de Estados Unidos (EPA). Sin embargo, puntualizó que esta norma sirve como un fundamento antes del 2017.

Tras argumentar lo anterior  la usuaria explicó que el llamado ‘efecto bruma’ revela la alta cantidad de partículas que hacen de nuestro entorno un ambiente insalubre. 

Hasta el momento, las autoridades de la CDMX han señalado diversas recomendaciones a los capitalinos para salvaguardar su salud. Por su parte, Claudia Sheinbaum declaró en una conferencia de prensa realizada esta tarde que se suspenderán las clases del jueves y viernes. Así mismo explicó que si las condiciones empeoran, se tomarán medidas adicionales.

¿Qué tienen que ver las supuestas irregularidades en los índices de contaminantes con las medidas de control que se han tomado? ¿en realidad se tiene un protocolo ante este tipo de emergencias ambientales? Hasta ahora todo es tan claro como la bruma que cubre a la Ciudad de México.