¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Golpean a actriz que confrontó a presunto violador durante acto del PVEM

Este domingo 24 de junio, durante el cierre de campaña de Emmanuel Duprez, candidato por el Partido Verde (PVEM) a una diputación local en CDMX, los actores Elisa Vicedo y Emmanuel Carabajal sostuvieron una discusión que terminó en una agresión contra ella supuestamente por parte del actor.

Desde ayer, comenzaron a circular imágenes en redes sociales del rostro lesionado de la actriz de Teatro en Corto, luego que el artista de televisión la hubiera golpeado. En la denuncia que levantó Vicedo, la cual se puede hallar en Twitter, se relata que ella le dijo que era un violador y él respondió con la agresión física.

En un video que grabó con el candidato y productor de teatro, Emmanuel Duprez, ella acusó a Carabajal de haberla agredido sexualmente hace dos años, durante un proyecto de teatro en el que trabajaron juntos. Apuntó que hace tres meses, tras la coyuntura de la denuncia por violación de Karla Souza, había hablado sobre la misma agresión con otras personas.

“Se acercó a mí y me confrontó por yo haber dicho hace tres meses a mi productor de teatro en corto que no iba a estar en la obra porque en el mismo teatro iba a estar el hombre que había sido mi agresor dos años atrás”, relató.

Vicedo apuntó que ella ya se quería retirar del evento del candidato cuando Carabajal se acercó y en ese momento llegó Guillermo, el padre de la actriz, para tratar de evitar ese encuentro.

“Se le fue encima al forcejeo a mi papá. (…) Lo jalé de la parte de atrás de su camisa y en eso me gritó ‘cabrona’. (…) Yo estaba tan enojada que lo único que pude hacer fue gritarle ‘tú eres un pinche violador'”, dijo la actriz.

Fue ahí cuando, de acuerdo con la versión, que Carabajal le asestó en el ojo izquierdo, lo que le dejó una herida de seis centímetros y contusiones en el cuello y lumbares, pues cayó al suelo con su padre.

Además denunció en el espacio con Duprez que no es la única mujer que ha sido agredida por el actor. También señaló que, en marzo, mientras planeaba cómo proceder legalmente contra Carabajal por la agresión sexual, recibió amenazas y un abogado le dijo que la iban a denunciar por difamación.

Eduardo Carabajal, en entrevista con Grupo Imagen, negó los hechos. El actor señaló que nunca hubo tal agresión sexual, que nunca la tocó durante el cierre de campaña de Duprez y que las lesiones que presenta Vicedo se deben a que probablemente se golpeó con su padre cuando cayeron juntos al suelo. Según su versión, la actriz fue quien se le acercó y luego llegó Guillermo en una actitud agresiva.

“Me empieza a jalar, me lleva por un camino, alejándome del grupo donde estaba sucediendo el evento, golpeándome, diciéndome cosas fuera de contexto total, faltándome al respeto verbal y físicamente. (…) Lo que hago yo es aventar al señor, cuando esta niña venía detrás de él gritoneando no sé cuántas barbaridades. ¿El señor qué hace? Se tropieza con su hija y él mismo golpea a su hija”, replicó Carabajal.

Durante la réplica del actor, señaló que nunca tuvo una relación extralaboral con Vicedo. Además, desestimó las acusaciones de violencia sexual argumentando que la actriz tiene problemas de salud mental. El actor aprovechó para cuestionar el momento de la denuncia de Vicedo, señalando que, de ser cierta, por qué no fue ante las autoridades hace dos años, cuando ocurrieron los hechos.

La victimóloga Geru Aparicio señaló a Plumas Atómicas que una víctima de violencia sexual suele denunciar en el momento en el que ya se siente segura, pues se trata de una tema de supervivencia. Aparicio apuntó que la cercanía o ciertas dependencias –laborales, familiares, de amistades– hacen que los mismos mecanismos de defensa actúen para que la persona no hable.

Actualmente ya está la denuncia por lesiones dolosas contra Vicedo, en la cual se señala a Carabajal como el responsable. Mientras ella espera que otras mujeres no tengan que pasar por la violencia de la que ella ha sido víctima, el actor se muestra confiado en que se trata de un caso en el que la actriz sólo busca “cinco minutos de fama”.