Le cancelan examen profesional en la UdeG… ¿por no traer corbata?

¿Cuál es el criterio para titularte? Haber terminado los créditos, haber escrito tu tesis y ¿llevar corbata a tu examen? No: la ropa no modifica el desempeño académico, pero a estos académicos de la UdeG se les hizo fácil cancelar el examen de un joven porque él no traía corbata.

Así es: a estos estudiantes se les canceló y pospuso un examen profesional porque no se traía un pedazo de tela. Así se aprecia en el video compartido en YouTube por uno de los agraviados.

En él, el académico Ernesto Albino García González, perteneciente al Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la UdeG, espeta lo siguiente al estudiante:

Empezamos mal, es un examen profesional y como tal ustedes deben venir bien vestidos, no venimos a una fiesta (…). Si tú ves tu vestimenta, ves cómo vienes, no vienes al fresco, ni vienes al gallinero (…). Pero la manera en la que ustedes se presentan a su examen profesional… inadecuado, totalmente inadecuado, entonces, si el señor secretario y el maestro arquitecto están de acuerdo en suspender el examen, suspendemos el examen por su presencia…” (Vía: Sin Embargo)

De ahí una serie de dimes y diretes en el vídeo. Mientras los profesores le dan una importancia desmedida a la vestimenta del joven él solo pide que se le juzgue por su desempeño como estudiante y no por su aspecto físico.

“Me siento un poco agredido porque siento que se está cancelando mi examen por un señalamiento hacia mi persona, no hacia mi desempeño académico, declaró el estudiante.

Y así sin más se canceló el examen. El estudiante agraviado tuvo que volver a presentar el examen, pero luego de repetir la sesión constató que en ningún lugar del reglamento de la Universidad de Guadalajara dicte que un profesor tiene la facultad de cancelar un examen por la vestimenta del estudiante. El profesor asegura el video que tiene la facultad para suspender el examen, pero realmente no hay estatuto que indique que tiene semejante poder para anteponer un pedazo de tela al desempeño académico. No solo el alumno constató que no había un estatuto que le diera semejante poder al profesor, sino que de existir, ese estatuto no puede ir por encima de la Ley contra la Discriminación.

Por muy lógico que pueda parecer para algunos, no hay razón académica para obligar a un estudiante universitario a vestir de alguna forma especial durante su examen profesional. La vestimenta debe estar dictada por su función: un médico entra con la ropa adecuada para operar para no contaminar el quirófano.

¿Qué función cumplen una corbata o un saco en un examen profesional? Ninguna. Para colmo, si cierta apariencia física fuera requisíto para un examen profesional, ¿qué impediría que se le impidiera presentar un examen profesional a alguien con un peinado llamativo o con tatuajes? Y en esos casos también sería discriminación.

Discriminación UdeG examen profesional saco corbata

Según las leyes mexicanas, negar un servicio o trámite por la apariencia física de las personas se llama discriminación. Ese es el acto ilegal en el que incurrieron los presuntos académicos de la UdeG, pues no había justificación pedagógica para sus acciones, no hay una sola razón académica para darle más peso a una corbata que a una tesis. Al menos eso es lo que dicen las leyes.

Ya hace unos años hubo un caso semejante en cuanto a vestimenta. Una madre en Sonora denunció ante el Conapred que querían forzosamente que su hijo llevará pelo corto en el colegio. La madre denunció que no había un motivo académico o pedagógico para cortarle el pelo a su hijo y las autoridades le dieron la razón. (Vía: Animal Político)

En la Ciudad de México los códigos de vestimenta injustificados así como “reservarse el derecho de admisión” son actos ilegales que ameritan sanción. En el resto del país, negar un servicio, trámite o derecho por la forma de vestir se considera discriminación. Nadie se hace mejor arquitecto por llevar un pedazo de tela que inventó una tropa napoleónica en el cuello el día de su titulación.

Por: Redacción PA.