ANUNCIO
Noticias

Brasil está a punto de eliminar a sus pueblos indígenas

Brasil está a punto de cometer uno de los peores crímenes contra los pueblos indígenas, contra los recursos naturales y contra el mundo entero; el Funai, la organización encargada de...

tribus, indígenas, brasil, tribus brasileñas, indígena, indio, brasil

Brasil está a punto de cometer uno de los peores crímenes contra los pueblos indígenas, contra los recursos naturales y contra el mundo entero; el Funai, la organización encargada de salvaguardar a los pueblos indígenas de su país se desmorona y los pueblos indígenas no conectados, se vuelven cada día más vulnerables a madereros, agroganaderos, mineros y otros invasores.

Brasil es el hogar de más de 250 pueblos indígenas, y más de un centenar son tribus aisladas que rechazan el contacto con la sociedad mayoritaria. Muchas de ellas viven en territorios que suman más de 54,3 millones de hectáreas de selva protegida, un área un poco mayor a la superficie de España. (Vía: Survival)

Desafortunadamente, una de las medidas del gobierno de Michel Temer fue recortar los recursos destinados al Funai (Fundación Nacional del Indígena), una organización brasileña que se encarga de brindar protección a casi un millón de indígenas y a sus extensas reservas naturales.

Esta medida impuesta por Temer, cobijada por otros políticos conservadores, no sólo pone en riesgo a las pueblos indígenas más vulnerables de Brasil, si no que pone en duda los compromisos a nivel internacional del país respecto al cambio climático. (Vía: The Guardian)

“Es sin duda, una de las peores crisis para los derechos de las personas indígenas.” Dijo para The Guardian un funcionario del Funai, quien pidió se respetara su identidad por temor a represalias, pues quienes se atreven a criticar de manera pública este tipo de medidas, son hostigados por las autoridades.

De hecho el funcionario comparó la tensión que existe entre el gobierno y la defensa de los pueblos, con los años de la dictadura militar (1964-1985), en el que se acusaba a las tribus indígenas de estar en contra del progreso. Los expertos destacan que durante los últimos 15 años, Brasil ha registrado un“mayor número de asesinatos de defensores medioambientales y territoriales que cualquier otro país”.

Actualmente el Funai sólo cuenta con 19 equipos para defender y salvaguardar los derechos de los indígenas, pero es posible que todos los equipos desaparezcan, a pesar de que el dinero que se destina al organismo equivale al salario que anualmente reciben tan sólo dos diputados brasileños.

“Si se desactivan los equipos de protección, será como antes, cuando muchos indígenas morían masacrados o por las enfermedades (…) Si los madereros vienen, querrán contactar con los aislados, y transmitirán enfermedades e incluso los matarán.” dijo Paulo Marubo, indígena del Valle del Javarí en la Amazonia brasileña. (Vía: Survival)

Cabe mencionar que el recorte presupuestal al Funai estuvo acompañado por una serie de proyectos que fueron propuestos en el congreso brasileño para modificar las leyes y para eliminar la necesidad de licencias ambientales para proyectos de agroindustria y ganadería, independientemente de su tamaño, ubicación, necesidad o impacto en tierras indígenas o el medio ambiente. (Vía: ACNUDH)

¿Por qué permitimos que a costa de los pueblos indígenas los gobernantes vean únicamente por sus intereses económicos y su idea de “progreso”?

ANUNCIO