Bordadoras chiapanecas denuncian plagio de Zara

Artesanas de Aguacatenando, Chiapas, denunciaron junto con la ONG Impacto, a la empresa trasnacional Zara por plagio del diseño de sus bordados, una práctica comunitaria que no sólo tiene un valor cultural y social invaluable, sino que es, además, su sustento.

Prenda plagiada por Zara a artesanas chiapanecas
Prenda plagiada por Zara a artesanas chiapanecas (Imagen: Zara)

María Méndez, bordadora de 39 años, denunció en entrevista para Animal Político, cómo hace un par de años “unos empresarios chinos” llegaron a su comunidad y les pagaron muy poco por muchos bordados; eso ocurrió dos ocasiones más y no volvieron más.

A partir de entonces, sus diseños o patrones muy (pero muy) semejantes comenzaron a aparecer en tiendas de todo el mundo gracias a Inditex, conglomerado del que Zara forma parte.

Mango plagia en un suéter bordados otomíes de la comunidad de Tenango

El trabajo de María y de la decenas de bordadoras chiapanecas nunca se vende al precio que piden, tienen que regatear constantemente con turistas nacionales y extranjeros por prendas que pueden tardar una semana en hacer y por la que, a veces, no sacan más de 200 pesos:

Cuando alguien viene y te regatea ya no quieres hacerlo, pero por la necesidad tienes qué hacerlo”. (Vía: Animal Político)

Bordadors originales de mujeres chiapanecas
Bordadors originales de mujeres chiapanecas (Imagen: Impacto)

Su trabajo creativo, como el de los bordadores de Tenango, Hidalgo, con Mango, no tiene valor… al menos para ellas: Zara logró ventas anuales de más de 18 mil millones de dólares tan sólo en 2017. Obviamente, ni María ni nadie en Aguacatenando han visto un sólo peso por la regalías que deberían ser suyos. (Vía: El Mundo)

La denuncia de estas bordadoras forma parte de un proyecto amplio de la ONG Impacto, que busca “mejorar los ingresos de las personas en las comunidades de Los Altos de Chiapas y recientemente en Veracruz y Yucatán”. Para ello, dan guía jurídica y legal a los artesanos, pues aunque existen mecanismos para proteger su labor comunitaria, no los conocen. (Vía: Impacto)

Artesanos de Tenango ya tienen forma de defenderse del plagio: la marca colectiva

Como ya te lo platicábamos en el caso de los bordadores de Tenango, sí existen mecanismos para proteger la propiedad intelectual comunal. Los derechos de autor o el registro de marca no aplican para algo que no se piensa ni para su producción masiva ni para su creación individual, como las artesanías.

Para ello existe la marca colectiva, sin embargo, los procesos para validarlas siguen siendo complicados y no todas las comunidades artesanas los conocen o los cumplen.

Por: Redacción PA.