Artesanos de Tenango demandan a Nestlé ante PGR por presunto plagio

Hace una semanas les contamos sobre el plagio de la marca de ropa Mango a diseños de bordadoras y artistas indígenas de Tenango. Ahora es Nestlé México la que en 2015 reprodujo los diseños de los artesanos Adalberto y Angélica, quienes han demandado a la empresa por presunto plagio. 

Un reportaje de El Universal describe el proceso que han tenido que vivir los artesanos para defender su trabajo. Todo comenzó en 2015 cuando Adalberto y Angélica fueron a una tienda Aurrerá y se percataron que unas tazas con chocolates Abuelita venían con dibujos de Chiapas, Oaxaca y los tenangos, específicamente con un diseño de Adalberto. Es por supuesto un gran placer ver un diseño tuyo ofertado a las masas… siempre y cuando seas tu quien lo está vendiendo y no una compañía trasnacional que ni siquiera se molestó en avisarte. (Vía: El Universal)

Después de identificar que los diseños en las tazas de Nestlé eran muy similares (prácticamente iguales), Adalberto y Angélica decidieron buscar asesoría legal. Fue así que en 2016 con ayuda de Arturo Martínez Negrete, investigador y promotor cultural, y el abogado José Dolores González Ortíz, interpusieron una denuncia ante al PGR en contra de la empresa, por presunto plagio.

Registro de diseños 

Para que la demanda procediera, la pareja de artesanos tenía que registrar sus obras ante el Instituto Nacional del Derecho Autor, fue así que en abril de ese mismo año registraron sus diseños, aunque el promotor cultural asegura que en 2014 se realizó el registro de más de 10 mil dibujos, ante la misma instancia. 

En 2014 se realizó un programa institucional llamado ‘El valor de la firma’, que buscaba hacer frente al plagio y la falta de reconocimiento del trabajo de artesanos del todo el país por parte de grandes empresas o diseñadores como Cristina Pineda y Ricardo Covalín, Mara Hoffman, y marcas como Hermès.

 “El valor de la firma nace como una iniciativa ciudadana para emprender acciones en pro de la significación y preservación del patrimonio cultural“, expresó en su momento Martínez Negrete. (Vía: La Jornada)

 

Respuesta de Nestlé

La PGR abrió un expediente y en enero de este año asignó a peritos en materia de propiedad intelectual para que llevaran el caso que, ahora, se encuentra en proceso de integración de la carpeta de investigación y posteriormente será entregada al juez.

Por su parte, Nestlé “negó que haya reproducido indebidamente la obra de algún autor o comunidad de artesanos” o al menos esa fue la respuesta que recibió El Universal. 

Pero el conflicto de Nestlé también tiene el nombre de una persona física y es el artista que contrataron: Mike Infierno, quien fue el encargado de elaborar la serie de dibujos para usarlos en las tazas de Chocolate Abuelita.

El artista no ha respondido a la solicitud de entrevista del El Universal y por ahora, ha cerrado sus cuentas de Facebook y Twitter; además, Mike Infierno no menciona (ni por cortesía) a los artesanos en ninguno de sus diseños ‘inspirados’ en los tenangos. 

Cuando realizamos la nota sobre Mango, muchos de los comentario recibidos cuestionaban el por qué los afectados no realizaban una denuncia, en este sentido, Adalberto y Angélica tienen como objetivo sentar un precedente: 

“Queremos ganar la demanda para que vean que los artesanos pueden registrar sus imágenes, porque aquí el estado y el municipio se la han pasado diciendo que no se puede registrar”, expresa Adalberto.

Ahora bien, el conflicto va más allá de esta demanda por presunto plagio, pues este hecho están inmerso en un fenómeno llamado apropiación cultural que comienza cuando una empresa usa manera irresponsable para un mercado los símbolos o productos culturales de una comunidad.

Otro rasgo característico de la apropiación cultural por parte de marcas, es la verticalidad, es decir, que tanto las empresas o los diseñadores se encuentran en una posición de privilegio respecto a las comunidades. 

Finalmente sumado al conflicto de la apropiación cultural habría que poner en duda si el registro de las obras beneficia los modos de producción de las comunidades de Tenango que demuestran que existen más formas de propiedad que la propiedad privada, es decir, la propiedad comunal. 

¿Qué acciones por parte de los gobiernos estatales y federales podrían proteger la producción de los artesanos de Tenango?