Alertan de un posible resurgimiento de la polio

Epidemiólogos argentinos han advertido por una posible reaparición de la polio, pues su virus mutó. Refieren que los métodos de prevención y combate que se utilizaron en América Latina no garantizan la seguridad de la población.

Según refieren, el espectro de protección que brindan los mecanismos usados en la mayor parte del sur americano no tienen más de 30 años de vigencia… es decir, se les está acabando el 20 a estos mecanismos epidemiológicos.

En la mayoría de los países de la región se utilizó el medicamento oral, que simplemente protegía el cuerpo generando resistencia al virus, pero no lo eliminaba como sí lo hizo la vacuna inyectada (IPV), que se aplicó en muchos otros países.

El argumento para esto fue simple: el presupuesto. Evidentemente, campañas de prevención y vacunación son un gran problema de logística que debe ser emprendido con la responsabilidad de ser administrado a toda la población.

Aunque durante años la polio ha estado básicamente erradicada en el mundo, el virus ha mutado por su presencia en países africanos y latinoamericanos, donde todos aquellos que no fueron vacunados con IPV corren el riesgo de contraerla, pues el virus, aunque no actúe, se ha alojado de manera potencial en el intestino de todos los que tuvieron contacto en algún momento.

https://www.youtube.com/watch?v=EZBs6R0QjXc

Desde 2014 se han registrado casos nuevos de polio, comenzando en Ucrania y República Dominicana, de donde se reportaron 23 casos. A partir de ese momento, se han sumado casos hasta llegar a alrededor de 100 casos documentados de manera oficial por los sistemas de salud global.

El problema está en que el sistema de salud en África no ha ofrecido datos concretos de cuántos casos se han presentado y cuantos latentes hay. África tuvo el mismo método de vacunación oral que latinoamérica y es por eso que la alerta por su reaparición aparece en el horizonte.

México tiene en su historia un último caso registrado en 1990, a partir de ese momento no ha habido más registros. Sin embargo, en nuestro país no se siguieron las recomendaciones para cambiar el método oral por la inyección intramuscular, por lo que todos los que no han sido vacunados o fueron tratados con el mecanismo oral se encuentran en un riesgo frente a un nuevo brote.

Con información de Milenio