Lori LightFoot, la nueva alcaldesa lesbiana y afroamericana de Chicago

Lightfoot arrasó con 74% del voto y su discurso de victoria es un ejemplo de cómo hacer discursos de victoria
Chicago elige a su primera alcaldesa lesbiana y afroamericana

Anoche, la ciudad de Chigago eligió a su primera alcaldesa lesbiana y afroamericana, la demócrata Lori Lightfoot. Lightfoot, demócrata de 56 años, arrasó las elecciones con el 74% de los votos, contra 26% de su contrincante, la también afroamericana Toni Preckwinkle.

Lightfoot nunca había desmpeñado un cargo público, pero ha sido fiscal federal y abogada litigante. Su campaña se centró en la renovación del status quo en una de las mayores ciudades de los Estados Unidos, pero también una de las más violentas.

La elección de este martes fue una segunda vuelta; la primera ocurrió en febrero pasado, cuando quedaron sólo dos candidatas de los 14 que buscaban la alcaldía. (Vía: Excélsior)

En estas elecciones, sólo votó el 30% de las personas registradas; sin duda la victoria de Lightfoot es un hito en una ciudad golpeada por la violencia y la desigualdad, pero la baja participación sin duda, también, es una muestra de la desconfianza de la población con las autoridades establecidas.

El discurso de la alcaldesa electa fue fuerte y sin cortapisas. Reconoció la desigualdad sistémica que, como mujer, como afroamericana y como lesbiana ha enfrentado en su vida:

Un día, ustedes se pararán en mis hombros, como yo lo hecho en los hombros de tantos: en los de fuertes mujeres negras, como Ida B. Wells, Gwendolyn Brooks y Annie Ruth Lowery. En los hombros de activistas  LGBTQ+, como el Dr. Ron Sable, Vernita Gray y Art Johnston. Y en los hombros de políticos gigantes, como el recién fallecido Harold Washington.” (Vía: Chicago Tribune)

La carrera por la alcaldía comenzó cuando el todavía alcalde, Rahm Emanuel, anunció que no se postularía para una tercera reelección. El atractivo de Lightfoot, en medio de una carrera de 16 candidatos, fue su retórica y la promesa (que parecería ya gastada) de ser alguien ‘ajeno’ a la política local. (Vía: New York Times)

¿Lightfoot podrá hacer algo contra la violencia dentro de la ciudad, la desigualdad y el racismo institucionalizado que han alejado a sus ciudadanos de las urnas?