Fueron asesinados seis integrantes de una familia en Chicago

El consulado de México en Chicago informó que las víctimas eran originarias de Guanajuato.
Chicago

En el vecindario de Gage Park, al suroeste de Chicago, Illinois, seis mexicanos integrantes de una familia fueron asesinados a golpes y cuchilladas, así lo confirmó la policía de la localidad este jueves por la tarde. A si mismo, el gobernador panista de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, escribió este viernes, a través de su cuenta de Twitter, que el consulado de México en Chicago le confirmó que las seis personas fallecidas en la ciudad de Illinois son de este estado, por lo que el mandatario ya está en comunicación para apoyar a la familia.

A su vez, el jefe de detectives de la Policía de Chicago, Eugene Roy, informó que las víctimas fueron Rosa Hernández y Noe Martínez; sus hijos Noe y Herminia, y dos hijos de esta, Alexis y Leonardo. El detective informó que toda la familia recibió golpes y cuchilladas, y sus cuerpos fueron encontrados en varias habitaciones de la vivienda de dos pisos. Según Roy, las muertes ocurrieron entre la tarde del martes y la mañana del jueves, y hasta el momento la policía desconoce los motivos del ataque y no tiene sospechosos.

Según los informes policiacos, todas las puertas estaban cerradas con llave, no había señales de disparos de arma de fuego o de saqueo. Los cuerpos fueron descubiertos alrededor en la tarde jueves cuando una patrulla llegó al domicilio para averiguar sobre una las víctimas, ya esta que había faltado al trabajo sin aviso y no respondía a las llamadas telefónicas de sus compañeros.

El superintendente interino de la policía de la entidad estadounidense, John Escalante, declaró en un mensaje a los medios, que una de las víctimas no acudió a su trabajo el martes por la mañana, generando preocupación entre sus compañeros de trabajo, quienes dieron aviso a las autoridades. Fue entonces cuando agentes de la policía acudieron al domicilio de Gage Park, donde se dieron cuenta que había un cuerpo cercano a la puerta del hogar, según informó Escalante.

“Cuando ingresamos a la casa, nos percatamos que había seis cuerpos, cinco de adultos y uno de un menor”, expresó el superintendente.