Hungría prohíbe cambiar legalmente de sexo en documentos oficiales

Esto termina con reconocimiento legal de las personas transgénero
(Imagen: Pixabay)

Las personas transgénero en Hungría han perdido el reconocimiento legal, ya que el país acaba de pasar una legislación que evita que las personas trans puedan cambiar sus documentos.

También te recomendamos: Hungría dejaría de reconocer legalmente a las personas transgénero

En un movimiento devastador para la comunidad transgénero de Hungría, el parlamento del país que actualmente se rige por decreto debido a las leyes de emergencia por la pandemia de coronavirus que causa COVID-19, acaba de aprobar un proyecto de ley general masivo que quita la legalidad a las personas trans.

Las enmiendas diseñadas para proteger a las personas transgénero han sido rechazadas, confirma Amnistía Internacional.

Parlamento de Hungría (Imagen: Pixabay)

Con la aprobación del artículo 33, la ley exige que se registre el sexo de las personas por nacimiento en el registro nacional de nacimientos, matrimonios y defunciones, que no puede modificarse posteriormente. Esto significa que los documentos de identificación de las personas contendrían la misma información inmutable, lo que restringiría que las personas transgénero e intersexuales registren sus nombres y obtengan los documentos asociados de acuerdo con su identidad de género.

Los votos del partido Fidesz del primer ministro derechista Viktor Orbán hicieron que la legislación fuera aprobada por 134 a 56, con cuatro abstenciones. Es probable que sea promulgada por el presidente, János Áder, un aliado cercano de Orbán.

(Imagen: Pixabay)

Es sólo el último de los ataques de Orbán contra la comunidad LGBTI, que se remonta a 2015 cuando bloqueó un proyecto de acuerdo en el Consejo de la Unión Europea que pidió a la Comisión Europea que aborde la discriminación homofóbica y transfóbica.

Además de esto en 2017, fue anfitrión de la Organización Internacional de la Familia (IOF), un grupo de Estados Unidos que hace campaña contra el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En las últimas dos semanas, Orbán se opuso a los precedentes internacionales y se negó a ratificar la Convención de Estambul, que trata sobre la lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, debido a su definición de género como una construcción social.

Con información de Amnistía Internacional