Temen más a la pobreza que al Coronavirus

¿La cuarentena es un privilegio?
(Imagen: Plumas Atómicas / Paola González)

Francisco trabajan 4 personas pero de este dependen económicamente 9. Está preocupado por sus trabajadores: puede pagar su sueldo 3 semanas durante la cuarentena, pero no más.

“Nos afecta a todo el comercio aquí en el centro. Saldrían más perjudicados las personas que trabajan con nosotros porque son personas que viven al día. Si no trabajan no van a cobrar. ¿Qué van a comer?”, dice el comerciante que nunca ha cerrado su local en más de tres décadas.

También te recomendamos: Coronavirus: Mexicanos bloquean paso en la frontera a estadounidenses por Covid-19

Julia es otra de las personas que vive al día, ronda los 60 años de edad y sobrevive vendiendo pants para niños. Vive en Cuautitlán Izcalli, diario recorre más de 40 kilómetros hasta el centro a pesar de tener una pierna lastimada. No tiene seguro social y debe trabajar para pagar sus cuidados. Cuando le preguntamos sobre la cuarentena por el coronavirus nos miró con un gesto de desaprobación.

Don Juanito no puede dejar de trabajar (Imagen: Plumas Atómicas / Paola González)

“Se quedará la gente que tiene mucho dinero, pero nosotros no creo, porque no lo tenemos. Nosotros tenemos que trabajar porque de dónde vamos a vivir. Nosotros seguiremos luchando, vamos a seguir luchando porque de aquí vivimos, de aquí comemos”, nos dijo.

Por un lado, los comerciantes son uno de los sectores que más se exponen al contagio porque muchos de ellos recorren largas distancias hacinados en el transporte público y tratan con varios clientes pero, por otro, viven al día y no tienen otra opción para subsistir.

Julia necesita viajar muchos kilómetros para buscarse la vida. El coronavirus no la puede detener  (Imagen: Plumas Atómicas / Paola González)

Si Francisco cierra su negocio, más de una familia verá su economía afectada (Imagen: Plumas Atómicas / Paola González)

La cuarentena aspira a que nadie se contagie. No es como una partida de póker donde hay necesariamente alguien que pierde y alguien que gana. Esto es más bien como un juego de jenga, un juego cuyo éxito depende de la cooperación. Se gana o se pierde juntos.

Pero si Soledad, Francisco, Julia y don Juanito cierran, pierden. Y si no cierran, corren riesgos enormes, pierden también. La cuarentena es necesaria pero afecta a quien menos tiene. Economistas han señalado que esta pandemia podría dejar más pobres que muertos; y para millones de personas la pobreza es la muerte.

Por: Roger Vela / @roger_velav