Sextorsión: el chantaje para no publicar sus ‘nudes’

Elisa, estudiante de la UNAM, aceptó la solicitud de amistad en Facebook de una persona que se hacía llamar Mario Sánchez en 2016. Ahí empezó una interacción casual, donde se saludaban y hablaban sobre temas mundanos sin mayores consecuencias. Luego de un tiempo de convivencia virtual, tras la insistencia de Mario, intercambiaron fotografías íntimas –o nudes, sin embargo, Elisa se incomodó y decidió marcar su distancia y eliminarlo.

En diciembre de 2016, su corazonada resultó cierta de algún modo. El sujeto le escribió, pero ya no fue el mismo tono amigable. Así comenzó una situación que Elisa no ha logrado superar.

—¿Qué estarías dispuesta a hacer para que nadie se enterara de las fotos que me mandaste?

—¿Me estás amenazando? Yo no hice nada con tus fotos. Las borré todas. ¿Por qué haces eso?

—Contesta la pregunta.

“Dinero y más fotos”, eso era lo que buscaba el individuo desde la cuenta que resultaría ser falsa. Ella lo bloqueó y trató de evadir la situación, eliminando nuevos perfiles desde donde el hombre trataba de establecer contacto.

Sextorsión: el chantaje para no publicar sus 'nudes'
Imagen: Especial

El mismo mes, diciembre, el sujeto estableció contacto a través de una página de Facebook llamada Memes UNAM. Ahí fue cuando la extorsión subió de tono, relató Elisa a Plumas Atómicas y En Punto. Esta misma página publicó más tarde una serie de packs –conjunto de nudes de una sola mujer– en una carpeta de Dropbox, aunque ninguna fue de Elisa. Sin embargo, algunas de ellas eran de preparatorias.

Por medio de otros perfiles falsos, así como el de Memes UNAM, el sujeto le pidió mil pesos. Elisa, con tal de zafarse de la situación, pagó y siguió evitando las cuentas falsas de esta persona.

Sextorsión: el chantaje para no publicar sus 'nudes'
Imagen: Especial

“Consiguió mi número, ¿cómo? Yo no sé y me siguió molestando y cada vez la cantidad de dinero iba aumentando. (…) Me volvieron a agregar. Obviamente seguí bloqueando, pero siempre era bajo amenazas, que sabían dónde vivía, toda mi información”, declaró Elisa.

El hostigamiento siguió durante meses, tiempo en el cual usaron otras cuentas, como Tinder UNAM (Instagram) o un perfil que se hizo llamar Alfredo Carram; y le seguían pidiendo fotos y videos. También continuó por WhatsApp a través de distintos números.

Sextorsión: el chantaje para no publicar sus 'nudes'
Imagen: Especial

La ‘sextorsión’

Para agosto de 2017, después de tres extorsiones consumadas, Elisa pagó un total de 10 mil pesos, a la misma persona en la misma cuenta. Hasta ahí decidió poner un alto a la espiral de este fenómeno identificado como “sextorsión” por el Frente Nacional para la Sororidad (FNS), asociación que combate delitos sexuales digitales.

“Una vez que tienen identificada a su presa, empiezan una serie de mensajes o stalkeo. (…) Te pueden pedir (para no publicar) desde ‘regresar conmigo’, hasta fotografías de tu mamá, de tus hermanas, de tus amigas, sexo oral, acostarte con alguien, con animales, hacer un video sexual con otra persona”, explicó Olimpia Melo, titular del FNS.

Melo, quien se ha dedicado a luchar contra estos ilícitos desde 2014, precisa que el chantaje principalmente se concentra en la amenaza de compartir el material privado con familiares, amigos y en redes sociales, así como en páginas pornográficas.

Cuando no está publicado es, creo, la mayor tortura que puedes tener sexualmente. (…) Muchas veces llega a lo económico cuando ya está muy viral, porque cuando no está viral siempre son amenazas”, dijo Melo.

La activista explica que hay una parte más grande detrás de las acciones del agresor de Elisa. El FNS tiene identificados al menos mil 600 mercados para este tipo de material en las redes sociales, donde los participantes circulan nudes y packs de mujeres y menores, conocidas y desconocidas, en los cuales también se contratan a personas para amenazar a nuevas víctimas para que “aflojen” con este tipo de material.

Sextorsión: el chantaje para no publicar sus 'nudes'
Imagen: Facebook

Este delito no está tipificado, explicó el Comisario Víctor Jiménez, de Delitos Cibernéticos de la Policía Federal, a Plumas Atómicas y En Punto. Sin embargo, su núcleo es la extorsión.

“Cuando ya lo acotamos a ‘sextorsión’, tiene que ver con temas de índole sexual. (…) Si estoy extorsionando a un adolescente para que me siga dando imágenes, si bien es cierto que el mecanismo es la ‘sextorsión’, el delito en sí mismo es la pornografía infantil”, precisó Jiménez.

El Comisario señaló que aunque no estén tipificados los delitos sexuales digitales, suelen implicar un “caldo” de diferentes ilícitos que sí son perseguidos. Es ahí donde puede estar la clave para ir contra los agresores.

Justamente Melo explicó que de los más de 500 casos que han acompañado, sólo en dos han conseguido sentencia. Uno de ellos fue contra un ex policía que lucía su uniforme en fotografías que le mandaba a víctimas. El uso indebido del uniforme sí es un delito contemplado por nuestra legislación.

Atando cabos

Una vez que Elisa se acercó al FNS, el rompecabezas sobre la persona que la “sextorsionó” fue completado hasta ofrecer una imagen más clara de lo ocurrido. Con el apoyo de otras víctimas, ella y Melo identificaron una constante: el teléfono celular y la cuenta de Saldazo Banamex, evidencias a las cuales Plumas Atómicas y En Punto tuvieron acceso.

Sextorsión: el chantaje para no publicar sus 'nudes'
Imagen: Especial

Además, Elisa detectó un error del agresor en uno de los celulares. Este estaba vinculado a sus redes sociales, donde fue identificado por FNS y las víctimas como David “A”. Esta persona es estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

“Actualmente creo que está trabajando también, pero no es la única persona, tengo entendido. O sea, son varias personas, obviamente los administradores de la página”, declaró Elisa.

El sujeto ya ha sido señalado previamente en redes sociales por estas prácticas. Sin embargo, Elisa aclaró que esta persona no es la única que opera. Varios administradores de la página Memes UNAM estarían presuntamente vinculados a estos casos. Estas extorsiones ocurrirían en espacios dentro de la Universidad, entre estos se encuentra el CCH Sur, algunas FES y la Facultad de Medicina.

Pese a que el FNS y las víctimas saben quién es esta persona, no se han atrevido a denunciar de manera penal, pues aún tiene en su poder imágenes íntimas que podrían ser publicadas en redes sociales. Esto es particularmente problemático para Elisa, quien todavía no le ha explicado a su familia la situación en la que se encuentra.

Sextorsión: el chantaje para no publicar sus 'nudes'
Imagen: Especial

Además de ser hostigada, amenazada y golpeada económicamente ha tenido que lidiar con una serie de problemas que van más allá de lo legal:

Es un desgaste psicológico y son problemas que te llevan tales a insomnio, estrés muy feo. Y aparte porque también no quería que el problema siguiera y llegara a afectar a mi familia y a mis amigos”, abundó.

Actualmente, Elisa enfrenta esta situación acompañada de Melo y una de sus amigas. Sin embargo, es un proceso que lleva sola, como suelen hacerlo las víctimas de la “sextorsión”. En los mejores casos, confrontan con sus propios medios el problema; en los peores, las mujeres suelen tomar medidas tan graves como el aislamiento o el daño propio, apuntó Melo.

Por Esteban González de León y Marco Antonio Coronel (En Punto)

Por: Redacción PA.