¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Mujeres nahua enfrentan drenaje industrial en Puebla

En lo que va del año, al menos en cuatro ocasiones, la población ha salido a impedir que los trabajadores continúen la obra.
(Imagen: Plumas Atómicas / Sofía Salcedo)

Al pie del Popocatépetl nace el río Metlapanapa, que hidrata los cultivos de la periferia de la ciudad de Puebla. En ese lugar hay un parque industrial que busca dónde verter sus aguas tratadas. Norma trabajó aquí. Hoy que está de pie junto al arroyo de agua azul que sale del parque se puso un cubrebocas porque sabe que respirar ese olor metálico irrita la garganta. A toda costa quiere evitar que esta agua termine en su río.

También te recomendamos: Lerma-Santiago, contaminación e indiferencia política

A inicios de 2019, a través de la frecuencia de Radio Zacatepec, radio comunitaria que escucha los poblados nahuas de Ometoxtla, Zacatepec, Cuanalá, Nextelelgo, la población se dio cuenta de que el gobierno de Puebla comenzó a construir una tubería que sale del parque industrial, recorrerá 3.5 kilómetros. Su destino final es el río Metlapanapa.

(Imagen: Plumas Atómicas / Sofía Salcedo)

Con la experiencia de trabajar en las maquiladoras de autopartes y las empresas teñidoras de mezclilla, la población, pero principalmente las mujeres, rechazaron la idea desde el primer momento.

“Las mujeres nos vamos al frente, los hombres atrás. Las mujeres exigimos al de la máquina, al ingeniero “quite esos tubos”. Decía que no. Le digo “nosotros te mandamos. Así como vienes y te metes, ahora nosotras te exigimos que los quites”, narra Norma.

(Imagen: Plumas Atómicas / Sofía Salcedo)

En lo que va del año, al menos en cuatro ocasiones, la población ha salido a impedir que los trabajadores continúen la obra.

El 30 de septiembre, la población tomó el ayuntamiento de Juan C. Bonilla y echó al presidente municipal morenista Joel Lozano, pues la policía municipal permitió el acceso a la maquinaria, contrario a lo que el alcalde le había prometido a las cuatro comunidades.

(Imagen: Plumas Atómicas / Sofía Salcedo)

El 26 de octubre, en una ríspida asamblea, el presidente municipal auxiliar de Ometoxtla, Ernesto Sandoval, intentó convencer a la población de la necesidad de que opere el ayuntamiento, pero no tuvo éxito.

“El compromiso del SEAS Puebla es que al colector se le va a dar mantenimiento al 100% y que la conexión de las aguas residuales va a ser en ese colector y que van a ser aguas tratadas, porque cada empresa tiene sus plantas tratadoras de agua”, explicó el funcionario.

El último altercado se dio el 30 de octubre, cuando el pueblo cerró la carretera libre de Huejotzingo a Cholula y se enfrentó con la policía de Puebla y con la Guardia Nacional, que permitieron el acceso y los trabajos de la maquinaria en medio del gas lacrimógeno y una camioneta incendiada.

(Imagen: Plumas Atómicas / Sofía Salcedo)

¿El Gobierno de Puebla terminará el drenaje industrial de Huejotzingo, o lo detendrán las comunidades?

Por: Cristian Pinto/ @crizapotlan