Investigación

¿De pronto tienes ganas de hacer ejercicio? Los bichos en tus intestinos pueden ser los culpables

La genética explicaría solo una pequeña parte del rendimiento físico de las personas

Los microbios intestinales pueden aumentar la motivación para hacer ejercicio
Foto: Pixabay – Un estudio encontró la motivación para hacer más ejercicio
ANUNCIO

Un nuevo estudio realizado en ratones confirmó que los microbios intestinales pueden aumentar el deseo para realizar ejercicio o en general actividades físicas.

Los resultados del proyecto liderado por científicos de la Facultad de Medicina “Perelman” de la Universidad de Pensilvania se publicaron en la revista Nature

Según el estudio, un estimulante de la práctica de ejercicio, tanto competitivo como recreativo, es el placer derivado de la actividad física prolongada.

Lo anterior desencadena cambios neuroquímicos inducidos por el ejercicio en el cerebro.

Los microbios intestinales pueden aumentar la motivación para hacer ejercicio

Foto: Pixabay – El estudio señala a los microbios intestinales como los responsables de la motivación.

Pero hay algo todavía más interesante.

Y es que se describe una conexión del intestino con el cerebro que mejora el rendimiento deportivo al aumentar la señalización del neurotransmisor dopamina durante la actividad física.

Para dejarlo más claro, se descubrió que las diferencias en el rendimiento físico de los ratones se determina, en gran medida, a la presencia de bacterias intestinales. 

“Si podemos confirmar la presencia de una vía similar en los seres humanos, podríamos ofrecer una forma eficaz de aumentar los niveles de ejercicio de la gente para mejorar la salud pública en general”, resume el autor principal Christoph Thaiss.

Los microbios intestinales pueden aumentar la motivación para hacer ejercicio

Foto: Pixabay – El estudio se realizó en ratones.

La investigación incluyó el registro secuencial del genoma, las especies bacterianas intestinales, los metabolitos del torrente sanguíneo y los datos de ratos diversos.

Citando el estudio, EFE dijo que los científicos se sorprendieron al descubrir que la genética explica solo una pequeña parte del rendimiento.

De hecho, las desigualdades en las poblaciones de bacterias parecían ser sustancialmente más importantes. 

En un comunicado la Universidad de Pensilvania afirma que los hallazgos abren nuevas vías de investigación.

Por ejemplo, ofrecer posibles formas baratas, seguras y basadas en la dieta para hacer correr a la gente corriente y optimizar el rendimiento de atletas de élite.

***

Continúa con la conversación masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO