Una mujer sufrió síndrome de shock tóxico causado por su copa menstrual

Según medios la mujer sufrió varias amputaciones derivadas del shock tóxico
Una mujer sufrió síndrome de shock tóxico causado por su copa menstrual (Imagen: 20 minutos)

Una mujer de 36 años sufrió diversas amputaciones derivadas de un síndrome de shock tóxico presuntamente relacionado con el uso de la copa menstrual.

También te recomendamos: ¿Cómo usar una copa menstrual?

Una mujer de 36 años sufrió la amputación de varias extremidades a causa del síndrome de shock tóxico supuestamente causado por el uso de la copa menstrual.

La mujer identificada como Sandrine Graneau perdió ambos pies y 18 falanges, por tanto, se ha dado a la tarea de dar a conocer las consecuencias que conlleva el síndrome de shock tóxico y los efectos de vivir con discapacidad después de haber perdido ambos pies y varios dedos de sus manos.

Todo sucedió en el mes de abril cuando Sandrine utilizó su copa menstrual como de costumbre, sin embargo, señala que olvidó por cuánto tiempo la utilizó. Durante la noche comenzó a sentir dolores leves que con el paso del tiempo se fueron intensificando. Decidió ir a un hospital en el área de urgencias.

Una vez que fue canalizada en el nosocomio, le detectaron cálculos renales, no obstante al día siguiente la presión le bajó de manera tan repentina que una ambulancia tuvo que recogerla de nuevo y llevarla, una vez más, al nosocomio.

Esta vez los médicos le diagnosticaron síndrome de shock tóxico. El síndrome de shock tóxico es una enfermedad sistémica aguda, que se presenta de manera esporádica, sin embargo, tiene altos índices de mortabilidad y morbilidad.

Ésta es causada por las bacterias Staphylococus aeurus, la primera aparición de esta enfermedad se tiene registrada desde 1978, la mayor parte de los casos se relacionaban con mujeres que utilizaban toallas sanitarias o tampones de gran absorbencia.

En el caso de Sandrine, las bacterias se incrustaron a riñones, pulmones e hígado. Por tanto, permaneció internada cerca de tres semanas en cuidados intensivos.

Desafortunadamente tuvieron que amputarle ambos pies y las falanges de las manos.

El pasado mes de septiembre le organizaron una velada en su honor en el pueblo en el que reside, Montoir-de-Bretange. Actualmente, Sandrine está aprendiendo a caminar con prótesis de pies”. (Vía: La Vanguardia)

Ante este caso la Agencia de Seguridad Sanitaria se conmocionó y explicó que los fabricantes de productos de higiene menstrual deberían ser más claros con los instructivos de sus productos.

“Cuando escucho que la infección está relacionada con un mal uso de copas y tampones por parte de las mujeres me desanima ya que la información que se nos brinda no es clara. Según el fabricante, está escrito en las instrucciones que las copas se pueden llevar puestas 4,6 8 o 12 horas ¿por qué no se indica un tiempo de uso claro y ordenado?“. (Vía: La Vanguardia)

Los casos de síndrome de shock tóxico por el uso inadecuado de las herramientas de higiene menstrual no son raros, recordemos que recientemente una joven de 17 años de edad murió  por las consecuencias derivadas de la enfermedad. 

Con información de: La Vanguardia