¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Dolores menstruales causan 9 días de pérdida de productividad

Un estudio realizado por investigadores holandeses mostró que los dolores menstruales causan pérdida de productividad
Estudio demuestra que por periodo menstrual se pierden nueve días de productividad

Un estudio realizado por investigadores holandeses comprobó el verdadero impacto de los dolores menstruales en términos de productividad –porque claro, en el sistema capitalista, todo se contabiliza en estos términos–. Se estima que anualmente las mujeres pierden 9 días de productividad por sus dolores menstruales.

Te recomendamos: Niña de 14 años se suicida tras ser humillada por tener su primer periodo

Durante años el dolor de las mujeres se ha visto minimizado. En un radio de 5:1, las mujeres tienen mayor probabilidad de no ser tratadas adecuadamente en términos de dolor. Igualmente, aun ante las mismas condiciones, las mujeres tienen menos probabilidades de ser internadas en el hospital que los hombres. (Vía: The Girl Who Cried Pain)

Ante la constante minimización de nuestro dolor, para muchas no es sorpresa lo que presenta el estudio holandés. ¿Quién no ha querido quedarse acostada en su cama ante los cólicos implacables? El estudio mostró que 14% de las mujeres se habían ausentado de su trabajo o escuela durante la menstruación. Aunque en total se hubieran ausentado 1.3 días laborales, el dolor afectaría su productividad general, equivalente a 8.9 días perdidos al año. (Vía: CNN)

Las mujeres menores a 21 años tendrían tres veces más posibilidades de romper su rutina por los dolores menstruales. ¿Cuántos días por enfermedad puede pedir una mujer trabajadora al año? Muchas de las mujeres (33% según The Guardian) que sufren de cólicos y necesitan pedir el día generalmente dicen que es otra la razón que las separa del trabajo: dolor de cabeza, gripa, dolor de estómago. En general lo hacen para evitar ser tachadas de “débiles”, pues a pesar de ser un proceso natural del cuerpo, la menstruación sigue estando estigmatizada.

Después de haber comprobado la falta de productividad, queda preguntarnos ¿la respuesta es el permiso por menstruación? En varios países asiáticos, la respuesta sería afirmativa. Después de la Segunda Guerra Mundial, en 1947 en Japón se aprobó una ley donde las mujeres podían no ir a trabajar durante su periodo. (Vía: The Atlantic)

Desde 2013 en Taiwán, a las mujeres se les dan tres días de permiso menstrual al año, además de treinta días de medio salario si deciden faltar. Aunque estos permisos dan un paso más hacia reconocer los procesos corporales de las mujeres, también están basados en prejuicios reproductivos. Es decir, se basan en la idea de que si las mujeres no descansan durante la menstruación, entonces podrían tener problemas durante la concepción posterior de un hijo. De nuevo, todo se basa en la productividad.

En Rusia también se propuso el permiso menstrual en 2013 bajo el precepto de que “el dolor agudo produce exceso de fatiga, reduce la memoria y la eficacia laboral, al tiempo que general expresiones interesantes de inconformidad emocional“. Es decir, “para evitar los cambios de humor” habría que darles permiso a las mujeres de faltar. 

Reconocer el proceso corporal y emocional por el que pasan las mujeres cada 28 días, requeriría de reglas laborales y escolares más flexibles. No en términos de productividad, fertilidad o comodidad del hombre, sino en términos de la salud de la mujer.