Todos los que llegaron a América antes que Cristóbal Colón

Porque antes del genovés, hubo otros
(Imagen: Wikicommons)

El descubrimiento de América. El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón llegó con sus tres carabelas a un lugar desconocido, que el genovés pensó que era la India. Eso fue lo que aprendimos en la primaria. Sin embargo, hay evidencias de que Colón no fue el primero en pisar el continente y que las enseñanzas de la escuela bien podrían ser puestas en duda.

Es claro que hablar del descubrimiento de América como lo hemos venido haciendo es etnocéntrico. Después de todo, ese fue el año en el que los españoles supieron de la existencia de los nativos americanos, quienes, en todo caso, serían los descubridores primigenios del continente.

No obstante, hay evidencia y teorías sobre los contactos precolombinos con América. Aquí comentamos algunas de las más populares y sustentadas con evidencias arqueológicas.

Leif Erikson y Vinland

(Imagen: Plumas Atómicas / José Carlos Aguilar)

Varios siglos antes de que siquiera naciera Cristóbal Colón, el hijo del vikingo Erik el Rojo, fue un explorador que partió de Groenlandia hacia el oeste en el año 1003. Iba en busca de la tierra que había visto Bjarni Herjólfsson en el año 985.

Llegó a un lugar al que llamó Vinland, que significa Tierra del Vino. Posteriormente, sus hermanos emprendieron expediciones a Vinland. Sin embargo, fue Thorfinn Karlsefni quien estableció el primer asentamiento. Sin embargo, por razones de alimentación, pocas oportunidades para la agricultura y problemas con los nativos, tuvieron que abandonar el territorio.

Madoc, América para escapar del fratricidio

(Imagen: Plumas Atómicas / José Carlos Aguilar)

Como cuenta la historia, Madog ab Owain Gwynedd —mejor conocido como Madoc—, príncipe de Gales, se embarcó alrededor del año 1170. ¿La razón? Huir de la violenta y fratricida lucha de sucesión por el trono que había dejado vacante su padre Owaim al morir.

Decepcionado por la lucha familiar, él y su hermano Rhirid decidieron partir hacia el Oeste. De acuerdo con crónicas posteriores, Madoc, su hermano y alrededor de un centenar de personas, desembarcaron en América, en lo que ahora es Estados Unidos y establecieron un asentamiento.

Otras crónicas del siglo XVI —Cronica Walliae— sugieren que Madoc llegó hasta México —Yucatán y el istmo de Tehuantepec— para nunca volver a Gales.

Abubakari II, el rey interesado en el mar

(Imagen: Plumas Atómicas / José Carlos Aguilar)

El imperio de Malí tuvo un rey en el siglo XII que estaba interesado en el mar. Abu Bakr II o Abubakari II abdicó al trono para embarcarse en la aventura y navegar por el océano Atlántico.

En 1311, encabezó una expedición, luego que un año antes de las 400 naves que había enviado, sólo una regresó. De acuerdo con la tradición, llegó hasta Centroamérica.

Si bien algunos afirman que no hay suficiente evidencia para asegurar que este  rey llegó a América, podría explicar los rastros de civilización africana en Brasil, que es previa a la llegada de los esclavos.

Zheng He

(Imagen: Plumas Atómicas / José Carlos Aguilar)

Militar, marino y explorador chino que realizó expediciones entre 1405 y 1433. Es decir, unos 60 años antes que Cristóbal Colón zarpara del Puerto de Palos . En sus viajes de exploración, navegó por el sudeste de Asia: Indonesia, Ceilán, la India, el Golfo Pérsico y la Península Arábiga.

He, según se dice, también llegó al este de África hasta Mozambique. Y no sólo eso, sus expediciones eventualmente lo llevaron hasta el continente americano.

¿Cómo se supieron sus hazañas? Por un mapa descubierto en 2006. Fue realizado en 1763, pero que asegura es una reproducción de un mapa de 1418. Esto ha servido para que algunos lo usen como evidencia para sostener que es prueba suficiente de que la flota de Zheng He llegó a América antes que la de Colón.

Otras hipótesis

Hay otras muchas hipótesis y leyendas al respecto. Por ejemplo, en 1993 encontraron en Toluca una escultura de terracota de un hombre barbado, que data entre 1476 y 1510. La cabeza de Tecaxic-Calixtlahuaca ¿Acaso hubo contacto entre romanos y americanos? Porque la escultura bien podría pasar por arte romano del siglo II a.C. Por ahora, no ha habido más evidencia, pero para algunos es una prueba de los contactos entre americanos y europeos previos al “descubrimiento” de Cristóbal Colón.

También se ha dicho que los fenicios o hasta los egipcios entablaron algún tipo de contacto con los habitantes de América muchos siglos antes del 12 de octubre de 1492.

También es muy probable que haya habido contacto entre los polinesio en el Pacífico del Sur con los nativos de Sudamérica cientos años de antes de la llegada de Cristóbal Colón.

Más allá del descubrimiento del consumo de ciertos tubérculos y la presencia de algunas aves, fue el hallazgo de calaveras con rasgos polinesios en un museo de Chile. Esto abrió toda una nueva perspectiva de posibilidades, como que pudo haber una estrecha relación entre los amerindios y los habitantes de la Polinesia en tiempos anteriores a que Colón siquiera pensara en su expedición.

Y, por supuesto, tenemos la versión mormona. De acuerdo con su libro sagrado, los habitantes de América eran descendientes de las tribus semíticas que zarparon hacia lo desconocido milenos antes del siglo XV.

Según esta versión estas tribus habrían llegado a América en el año 600 a.C. Obviamente no hay evidencia más que el testimonio de Joseph Smith que fue publicado en 1830.

Todo lo anterior nos sirve para darnos cuenta de algo que es evidente: lo que hizo Cristóbal Colón el 12 de octubre de 1492 no fue un descubrimiento. Simplemente fue un encuentro que posteriormente daría pie a los procesos de colonización que, parece, nos sigue definiendo aún cuando han pasado más de 528 años.