¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Tamaulipas, donde diario es guerra (aunque el gobernador diga que todo está controlado)

Durante este fin de semana, para quienes vivimos fuera del estado de Tamaulipas, las imágenes que fueron compartidas en redes sociales y que fueron portada de diversos diarios de circulación nacional fueron algo semejante a una guerra en el Medio Oriente o un hecho extraordinario; para los tamaulipecos, esas imágenes son la vida cotidiana.

El sábado en la noche, según informó un vocero de Seguridad Pública del estado, fueron abatido y capturado, respectivamente, dos capos: Julián Manuel Loisa Salinas, el “Comandante Toro” (uno de los principales líderes del Cartel del Golfo), en las inmediaciones de Ciudad Victoria, y Francisco, “Pancho”, Carreón, líder de los Zetas, en Reynosa. (Vía: Aristegui Noticias)

Esto, según el mismo vocero (y, en una entrevista televisada, el mismo gobernador Francisco Cabeza de Vaca), desató una reacción de “sus hombres”: casi 40 bloqueos y alrededor de 70 autobuses, autos y negocios incendiados y enfrentamientos con la Marina y la Policía Federal fue la respuesta de estos dos cárteles que, por años, han luchado por el control total de un estado que, en la práctica, tienen dominado. (Vía: Milenio)

El gobernador asegura que la violencia “no está desatada” y que los bloqueos y la reacción de los cárteles fue “controlada” a las pocas horas de haberse presentado, además de que aseguró que eventos como el ocurrido el fin de semana se dan no por la incapacidad de su propia administración, sino por la corrupción e involucramiento de sus antecesores. Sin embargo, es la vida cotidiana de millones de tamaulipecos las que podrían decir lo contrario. (Vía: El Universal)

García Cabeza de Vaca es el primer gobernador no priísta (o que, al menos, no llegó a la gubernatura vía el PRI, pues hace no mucho estaba entre sus filas) de Tamaulipas, y como ha ocurrido desde el 2000 a nivel federal, la estrategia de “echarle la culpa al que estaba antes” sigue siendo, aparentemente, la más efectiva para enfrentar los problemas de gobierno.

Mientras, la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortíz Domínguez, ya pidió directamente a la Federación que le enviaran refuerzos de Marina para proteger su ciudad. Con cada vez menos responsabilidad civil sobre el resguardo de los ciudadanos, ¿hacemos lo correcto al depender de las fuerzas armadas? (Vía: El Mañana)