¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La historia detrás del póster de la mujer trabajadora

¿Quién es y qué simboliza?
(Imagen: Plumas Atómicas / @esepe1)

Todos lo hemos visto alguna vez. Y suele aparecer más cuando se acerca el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer. Un póster amarillo brillante con una mujer fuerte con ropa de trabajo y un pañuelo rojo, animando a sus compañeras a unirse a ella en el esfuerzo de guerra, porque “Podemos Hacerlo” y podían hacerlo y lo hicieron, aunque no haya sido necesariamente gracias a este cartel. ¿En quién se inspiraron para este póster? ¿Qué simboliza?

También te recomendamos: ¿Cuál es el origen del Día Internacional de la Mujer?

Segunda Guerra Mundial y Propaganda

Después del ataque japonés a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941,  el gobierno de los Estados Unidos pidió a los fabricantes que produjeran mayores cantidades de bienes de guerra. El ambiente laboral en las grandes fábricas a menudo era tenso debido al resentimiento acumulado entre la gerencia y los sindicatos a lo largo de la década de 1930, durante la Gran Depresión. Los directores de compañías como General Motors (GM) buscaron minimizar las fricciones pasadas y tratar de alentar el trabajo en equipo.

En respuesta a una supuesta campaña de relaciones públicas del sindicato de trabajadores provocó que GM lanzara un póster de propaganda en 1942, en el que mostraba tanto a los trabajadores como a la gerencia arremangados, alineados para mantener un ritmo constante de producción de guerra.

(Imagen: Wikicommons)

El cartel decía: “Together We Can Do It!” (¡Juntos podemos hacerlo!”) Con estos carteles, las corporaciones deseaban aumentar la producción aprovechando el sentimiento popular a favor de la guerra, con el objetivo final de evitar que el gobierno ejerciera un mayor control sobre la producción.

Esto motivo a otra compañía a crear su propio póster.

We Can Do It!

En 1942, el Comité de Coordinación de Producción de Guerra interna de Westinghouse Electric  (compañía provedora de energía) contrató al artista de Pittsburgh J. Howard Miller a través de una agencia de publicidad, para crear una serie de pósters para motivar e inspirar a los trabajadores de la compañía.

(Imagen: Wikicommons)

La intención del proyecto de póster era elevar la moral de los trabajadores, reducir el absentismo, dirigir las preguntas de los trabajadores a la gerencia y reducir la probabilidad de disturbios laborales o una huelga. Cada uno de los más de 42 pósters diseñados por Miller se exhibieron en la fábrica durante dos semanas, para ser reemplazado por el siguiente de la serie. Entre todos los carteles de hombres que enfatizaban los roles tradicionales para hombres y mujeres, estaba el póster amarillo con una figura femenina fuerte con las palabras “We can do it!” (¡Podemos hacerlo!).

Rosie The Riveter

Durante la Segunda Guerra Mundial, las mujeres tomaron el lugar de los hombres en las fábricas, para seguir produciendo mientras ellos iban a luchar al frente. Mientras en el Reino Unido  se les conocía como Munitionettes, en Estados Unidos se les llamó Rosie The Riveter. ¿Por qué? Por una canción.

Rosie The Riveter (Imagen: Wikicommons)

En 1942, Redd Evans y John Jacob Loeb compusieron una canción llamada Rosie The Riveter, que estaba inspirada en una mujer que trabajaba incansablemente en una fábrica durante la guerra. Esto inspiró a Miller a la hora de elaborar el póster.

Pero, en su momento, el póster no tuvo mayor impacto. Se desplegó durante dos semanas de febrero de 1943. La Segunda Guerra Mundial Terminó y las mujeres dejaron las fábricas para volver a sus labores cotidianas.

Entonces, ¿cómo fue que se convirtió en un símbolo feminista?

Feminismo

Como decíamos, una vez que terminó la guerra, las mujeres fueron obligadas a abandonar estos roles, y Rosie fue olvidada  durante los años del baby boom de 1946 a 1964.  Pero a principios de la década de 1980, las feministas buscaban imágenes del pasado que pudieran reclamar como símbolo de empoderamiento femenino.

Mujeres trabajando en fábricas durante la Segunda Guerra Mundial (Imagen: Wikicommons)

Entonces, en 1982, el póster de la mujer trabajadora se reprodujo en un artículo llamado: “Poster Art for Patriotism’s Sake“, un artículo de la revista Washington Post sobre pósters y carteles en la colección de los Archivos Nacionales de Estados Unidos.

En la era posterior a Vietnam, las feministas querían una imagen de una mujer que fuera visualmente atractiva pero no necesariamente a favor de la guerra. La mujer en el póster de Miller apelaba a una amplia gama de causas activistas.

El mensaje que las feministas querían enviar con la imagen no era el mensaje original del póster. Se suponía que el trabajo de Miller, como la mayoría de la propaganda de aquellos años, era un llamado para que hombres y mujeres trabajaran juntos durante la guerra por deber patriótico.

(Imagen: Plumas Atómicas / @esepe1)

Pero debido a que todavía estaban lidiando con la discriminación laboral y salarial generalizada, las feministas simplemente querían usar a Rosie para demostrar que las mujeres también podían realizar los trabajos tradicionalmente ocupados por los hombres, si no mejor. El lema “We can do it!” fue originalmente sobre ganar la guerra. Pero ahora está destinado para afirmar que las mujeres pueden hacer cualquier cosa que se propongan.