¿Por qué algunos líderes mundiales no usan cubrebocas durante la pandemia de coronavirus?

Los hombres piensan que los cubrebocas y otras precauciones los hacen parecer débiles
(Imagen: Pixabay)

Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador son dos de los líderes mundiales que han mostrado renuencia al uso del cubrebocas como medida preventiva contra el coronavirus que causa Covid-19. Y si bien aseguran que no hay evidencia científica de su efectividad, ¿a qué se debe esta resistencia?

También te recomendamos: CDC: Si todos usaran una cubrebocas, Covid-19 podría estar bajo control en 8 semanas

Una razón es porque los “hombres de verdad” no necesitan de cubrebocas. Según muestran alguna estadísticas, esto es lo que lleva a los hombres —más que a las mujeres— a resistirse a las medidas de seguridad, asumir mayores riesgos físicos y sufrir muertes accidentales a tasas mucho más altas.

El coronavirus ha dejado al descubierto cómo algunos líderes masculinos valoran proyectar una imagen de tipo duro en lugar de promover el bien común. Desafían las advertencias de los expertos sobre el peligro que representan para otras personas susceptibles al virus. (Vía: Scientific American)

(Imagen: Pixabay)

Durante la pandemia de coronavirus, los líderes enfocados en defender una imagen machista han puesto en riesgo a sus naciones de dos maneras. Primero, las palabras y acciones de las figuras públicas influyen en sus seguidores a través de un fenómeno conocido como modelado social.

En Brasil, los datos de teléfonos celulares revelaron una disminución del distanciamiento social después de que el presidente Jair Bolsonaro desestimó la pandemia de Covid-19. En los Estados Unidos, la interacción en redes sociales de Trump han alentado la resistencia a las órdenes de quedarse en casa. Cuando los líderes no respaldan las recomendaciones para evitar la propagación o se burlan activamente de ellas, menos personas toman esas precauciones.

De acuerdo con Peter Glick, experto en discriminación la pandemia de coronavirus ha desenmascarado los peligros de este tipo de comportamiento entre los líderes nacionales. Donald Trump, Boris Johnson, Jair Bolsonaro y AMLO han minimizado la pandemia de Covid-19 cuando comenzó a extenderse por los países que lideran, lo que se ha reflejado en la cantidad de contagios y muertes que reportan. En contraste, los países con mujeres líderes, como Nueva Zelanda y Alemania, por ejemplo, generalmente lo han hecho mejor, al empoderar a expertos científicos y al apoyar medidas de prevención.

(Imagen: Pixabay)

Es importante tener en cuenta que no todos los líderes masculinos valoran una imagen machista en lugar de salvar vidas, explica Glick. Pone de ejemplo al capitán Brett Crozier, que comandaba el portaaviones estadounidense Theodore Roosevelt, ya que priorizó el bienestar de los marineros cuando estalló el brote de coronavirus. Persistió en buscar ayuda después de enfrentar demoras y oposición a su solicitud de evacuar y poner en cuarentena a la tripulación.

Glick concluye que el liderazgo efectivo proviene del compromiso con la misión. Desafortunadamente, en la actual crisis de coronavirus, la continua necesidad de algunos de los líderes mundiales de ignorar los consejos de los expertos para demostrar que son tipos duros, terminan por ser perjudicial para la población.

Con información de Scientific American