Explicandolanoticia

Ovidio Guzmán: El ‘niño bien’ que siempre quiso ser narco

Ovidio creció alejado del narco; sin embargo, él tomó la decisión de regresar a Culiacán al negocio familiar.

Ovidio Guzmán: El 'niño bien' que siempre quiso ser narco
Ovidio forma parte de la generación de narcos que viene de la opulencia (foto/Twitter: @luisghernan)
ANUNCIO

De todos los hijos que podría tener Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, Ovidio Guzmán es el más reconocido entre la sociedad, principalmente por la violencia que desataron sus dos capturas en Culiacán, Sinaloa. Sin embargo, ‘El Ratón’, como se le conoce en el mundo criminal, creció como un ‘niño bien’, pero con la idea de ser narco y seguir los pasos de su padre.

De acuerdo con información de Reforma, Ovidio nació en 1990 en Culiacán, Sinaloa, siendo este el más joven de los hijos de ‘El Chapo’, al menos de los que se le conoce, y creció en la Ciudad de México, en la colonia Jardines del Pedregal, una zona de alto nivel socioeconómico.

Ovidio Guzmán creció en este lugar a finales de los 90 y principios de los 2000, cuando el PRI dejaba de estar en el poder y le daba paso a un PAN al frente del gobierno. Iba a un colegio de los Legionarios de Cristo y según los datos, su futuro era ser abogado o ingeniero; sin embargo, esto no se concretó.

Ovidio Guzmán: El 'niño bien' que siempre quiso ser narco

Ovidio Guzmán creció en Jardines del Pedregal (Foto: Cuartoscuro)

Su regreso a Culiacán

Al tiempo que el joven crecía, su padre ‘El Chapo’ cubría las noticias nacionales desde su captura y su primer condena por cohecho y asociación delictuosa, hasta su fuga de la cárcel. Por esos años, Ovidio decidió regresar a las tierras que lo vieron nacer y es cuando el negocio y su familia se impusieron.

Medios como El País señalan que el joven preadolescente se convirtió en un narco precoz quien rápidamente heredó el negocio familiar junto a su hermano mayor, Édgar, mismo que asesinaron en 2008.

Fue así que Ovidio se involucró aún más en el negocio y a sus escasos 18 años, junto a su otro hermano Joaquín invirtió grandes cantidades de dinero para la compra de marihuana, cocaína y efedrina; esta última para la producción de metanfetamina.

Ovidio Guzmán: El 'niño bien' que siempre quiso ser narco

El joven decidió regresar a Culiacán y sumarse al negocio familiar (Foto: Cuartoscuro)

Narco de la opulencia

La detención de Ovidio Guzmán y la consecuente violencia que se desató en la ciudad de Culiacán, demostró el poderío que el hijo de ‘El Chapo’ tiene dentro de las filas del crimen organizado. Incluso especialistas en temas de seguridad como Alejandro Hope señalan que la familia de Guzmán Loera son la primera generación de traficantes que nacieron en la opulencia.

Con la posibilidad de decidir qué hacer con su vida, Ovidio vivía en El Pedregal, pero prefirió involucrarse en el narco; es decir por decisión y no por “el imperativo económico que alimentó a sus padres. El tipo pudo ser ingeniero, arquitecto, lo que sea, pero no”, dijo Hope.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO