Olimpia Coral: de víctima por ‘pack’ a impulsora de ley contra ciberacoso

Olimpia decidió luchar para que ninguna mujer en México fuera víctima de violencia digital y ciberacoso
(Imagen: Andrea Murcia/Cuartoscuro)

Después de que el Senado de la República aprobara por unanimidad la llamada “Ley Olimpia” el pasado 5 de noviembre cobra especial relevancia conocer el perfil de la principal impulsora de la ley que lleva su nombre.

Olimpia Coral Melo Cruz, es una mujer originaria del municipio de Huauchinango, Puebla. En 2012, a la edad de 18 años y siendo una estudiante, accedió a grabar un video íntimo que compartió únicamente con su pareja. Pese a esto, el ‘pack’ de Olimpia fue explotado inmediatamente en internet a nivel mundial, apareciendo en al menos seis páginas para adultos.

Además de ser objeto de burlas en redes sociales donde la bautizaron “La gordibuena de Huauchinango”, Olimpia libró una batalla con las páginas pornográficas que explotaban el video a costa suya. Esto porque le exigían dinero a cambio de bajar el material de internet.

En diversas entrevistas que Olimpia Coral otorgó a medios como El Universal y la BBC, narró que derivado de las burlas y el acoso del que fue víctima, se recluyó en su casa durante 8 meses. La depresión generada por esta situación la llevó al punto de intentar suicidarse en tres ocasiones.

El dolor convertido en lucha

A pesar del dolor y la depresión, Olimpia Coral Melo decidió luchar y en 2014 redactó una iniciativa de ley para que los responsables de difundir  el “pack” (imágenes, videos y audios con contenido sexual) sin consentimiento, los castigaran con cárcel.

Asimismo, decidió fundar el Frente Nacional para la Sororidad. Bajo el lema “Queremos estar seguras también en internet”, este frente está enfocado en el combate de la violencia digital, particularmente contra mujeres y niños.

A los 19 años, la joven acudió al Palacio Municipal de la capital poblana y con capturas de pantalla, señaló que algunos de los presentes habían compartido el video en el que ella aparecía. Además, les increpó: “ustedes son los delincuentes, no yo”.

Luego de un largo camino, en diciembre de 2018, el Congreso del estado de Puebla aprobó las reformas al Código Penal Estatal en materia de delitos de violación contra la intimidad sexual  y castigar con penas de 3 a 6 años de prisión a quien difunda fotografías o videos de carácter sexual consentimiento de los involucrados.

Un año después, el Congreso de la CDMX hizo lo propio aprobando la “Ley Olimpia” y se unió a las 13 entidades que ya habían avalado dicha ley.

Publicidad