Muere la ballena rescatada de las playas de Puerto Peñasco

¿Por qué murió la ballena pese a las labores de rescate? Te explicamos más a fondo el fenómeno del varamiento
El ejemplar fue hallado sin vida esta mañana | Twitter @Profepa

Dos días después de haber sido rescatada de las playas de Puerto Peñasco, la ballena de aleta (Balaenoptera physalus) apareció muerta muy cerca de la orilla del mar de Cortés. 

La noticia fue dada a conocer por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a través de su cuenta de Twitter. Así como informó que el operativo para atender el varamiento del ejemplar ya está en desarrollo. 

De esta manera, elementos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Secretaría de Marina (Semar), así como Protección Civil y Bomberos Municipales, serán los encargados de las maniobras finales del ejemplar. 

Recordemos que el pasado 7 de julio, más de 70 civiles y autoridades unieron fuerzas para rescatar al ejemplar macho de 10 metros de longitud y 5 toneladas de peso, que había llegado hasta la playa de El Mirador, en Sonora. 

Los restos del mamífero acuático serán enterrados en la arena para evitar que su descomposición cause problemas de salud en los visitantes del lugar. 

La noticia causó tristeza entre los habitantes, internautas y turistas que ayudaron en su rescate. Incluso, la pregunta sobre el porqué de su muerte y previo varamiento también se hizo presente en redes sociales.  

¿Por qué varan las ballenas?

Tras la muerte del ejemplar de ballena, el fenómeno de varamiento de estos animales causó curiosidad y cobró relevancia, pues si hay muchos factores para que esto suceda, podría ser el humano el que más ocasiona este tipo de situaciones. 

De acuerdo con National Geographic, el varamiento de ballenas se puede dar tanto en ejemplares sanos como en algunos heridos o enfermos que son arrastrados a la orilla por los vientos dominantes, en algunas ocasiones. Entre las razones más comunes de este fenómeno global se enlistan las siguientes. 

  • Trampas topográficas: causadas por corrientes marinas poco claras combinadas con agua de baja profundidad que crean una especie de ‘trampa’ que dificulta la movilidad de las ballenas.
  • Actividades humanas: las colisiones de barcos, la pesca y la contaminación son factores que pueden ocasionar que estos ejemplares resulten heridos y con ello, sean más propensos a quedar varados.
  • Ruido en el océano: el uso del sonar y estudios sísmicos afectan la orientación y capacidad de comunicación de las ballenas, lo que podría provocar desorientación o sordera. 
  • Causas naturales: algunas ocasiones, una ballena varada puede estar enferma, herida, senil, ser incapaz de alimentarse, tener alguna insuficiencia o estar viaja. Factores que provocarían el debilitamiento de los ejemplares que los hace más propensos a sucumbir ante corrientes marinas y vientos fuertes

La noticia entristeció a los participantes de su rescate | Foto: Pexels

Así mismo, el estudio de los varamientos de esta especie han arrojado datos sobre las probabilidades de supervivencia de una ballena varada. Y no son muy alentadores. 

La carrera contrarreloj para salvar a una ballena varada va más allá de las acciones que se puedan hacer para rescatarla, pues algunas veces esto sólo podría lastimar sus aletas. 

Dada la acumulación de toxinas en su cuerpo por falta de agua la circulación de las ballenas se reduce, además de aumentar la temperatura de su cuerpo debido a la cantidad de grasa que tienen. Además de que su propio peso fuera del agua las aplasta. 

Las razones de la muerte pueden ser muchas | Foto: Pexels

Pese a que se recomienda mantenerlo hidratado y tapado para evitar quemaduras, los índices de supervivencia son muy bajos en estos casos. Por lo que la muerte de la ballena varada en Puerto Peñasco pudo tener un trasfondo más complejo de lo que se pensaba

***

No te pierdas el mejor contenido de Plumas Atómicas en su canal de YouTube

ANUNCIO