Mike Pence, la mano derecha de Donald Trump

El vicepresidente ha sido una figura fundamental durante la presidencia de Donald Trump
(Imagen: Wikicommons)

El vicepresidente, el cristiano evangélico Mike Pence es un viejo lobo de la política de Estados Unidos. Es la mano derecha de Donald Trump tras haber sido gobernador de Indiana. Les contamos todo lo que necesitan saber de Pence.

Michael Richard Pence nació el 7 de junio 1959 en Columbus, Indiana. Pence es uno de los seis hijos de Edward Pence, un veterano del ejército de los Estados Unidos, que era dueño de una gasolineras, y Nancy Pence.

Fue educado como católico y su familia era partidaria de los demócratas. Mike Pence ha mencionado que John F. Kennedy como una gran influencia para él.

Después de la escuela secundaria, Mike Pence obtuvo un título en historia en la Universidad de Hanover en 1981. Luego estudió en la escuela de derecho en la Universidad de Indiana y la Universidad de Purdue en 1986. Fue en la universidad donde se convirtió en un cristiano evangélico.

Carrera política

Mike Pence se postuló por primera vez para el Congreso en 1988 y perdió ante el demócrata Philip Sharp. Volvió a perder contra él dos años más tarde.

Después de esta derrota, comenzó a presentar un programa de entrevistas de radio diario, The Mike Pence Show, que presidió hasta que volvió a presentarse al cargo en 1999.

(Imagen: Wikicommons)

Esta vez tuvo éxito, ganando el escaño en el segundo distrito del Congreso de Indiana bajo su lema “un cristiano, un conservador y un republicano, en ese orden”.

Mientras estuvo en la Cámara de Representantes, Mike Pence ascendió en las filas del partido republicano, convirtiéndose en presidente del influyente Comité de Estudio Republicano y en 2009 presidente de la Conferencia Republicana, lo que

que lo convirtió en el tercer republicano mejor clasificado.

Gobernador de Indiana y controversias

En 2011, Mike Pence se presentó como el candidato republicano para la gubernatura de Indiana y ganó la elección por un margen de menos del 3 por ciento, venciendo así al demócrata John Gregg.

Su mandato en Indiana tomó dos decisiones que causaron controversia.

La primera fue el proyecto de ley de “objeciones religiosas”. Este proyecto consideraba que protegía a los dueños de negocios que no querían participar en bodas entre personas del mismo sexo.

Tras la protestas y críticas, Pence se vio obligado a enmendar el proyecto de ley para permitir exenciones para las comunidades LGBTQ+.

En 2016 promulgó la ley de la prohibición de los abortos basada únicamente en el diagnóstico de sexo, raza o discapacidad de un feto.

El proyecto de ley de fue emitido con una orden judicial preliminar por un tribunal federal para bloquear su entrada en vigencia, y luego fue declarado inconstitucional por el tribunal de apelaciones.

Ambas leyes han estado dictadas por sus creencias religiosas.

Críticas a Trump y vicepresidencia

Antes de ser nombrado vicepresidente, Mike Pence criticó abiertamente algunas de las políticas del entonces candidato a la presidencia Donald Trump.

Calificó la prohibición propuesta por Trump de que los musulmanes pudieran ingresar a Estados Unidos como “ofensiva e inconstitucional” y calificó ciertos comentarios emitidos por el magante como “inapropiados”.

(Imagen: Wikicommons)

Sin embargo, Donald Trump entendió la importancia de Pence en el partido Republicano. Por eso lo invitó a ser su vicepresidente  en 2016. El gobernador de Indiana optó por no reelegirse y aceptar contender con Trump.

Durante su mandato como vicepresidente, Mike Pence ha emitido 13 votos de desempate en su doble función constitucional como presidente del Senado de los Estados Unidos, incluido el avance de un proyecto de ley para desfinanciar a Planned Parenthood. Esta asociación provee orientación en salud reproductiva y es pro aborto.

Ha defendido regularmente las políticas del presidente y fue nombrado líder del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca en febrero de este año. Por ello, ha enfrentando críticas por no usar cubrebocas por comentarios aparentemente engañosos sobre la escala de la infección en los Estados Unidos.

En 2017, Mike Pence se convirtió en el primer vicepresidente en funciones en asistir a la manifestación anual antiaborto más grande de Estados Unidos, March for Life, y desde entonces ha asistido al evento con regularidad.

Ahora, este 3 de noviembre espera extender su estancia en la Casa Blanca otros cuatro años.

Publicidad