Descubren posible la razón por la que una antigua ciudad maya fue abandonada

El agua de Tikal estaba contaminada al punto de ser imbebible
(Imagen: Nicholas Dunning / Universidad de Cincinatti)

Las reservas de aguan en el corazón de Tikal, una antigua ciudad maya estaban tan contaminadas con mercurio y algas verdeazuladas que el agua probablemente no era potable, lo que pudo hacer que los residentes abandonaran la ciudad.

También te recomendamos: Encuentra la estructura maya más grande y antigua hasta la fecha

Investigadores de la Universidad de Cincinnati (UC) encontraron niveles tóxicos de contaminación en cuatro depósitos centrales en Tikal, una antigua ciudad maya que se remonta al siglo III a. C. en lo que ahora es el norte de Guatemala.

Los hallazgos de la UC sugieren que las sequías en el siglo IX probablemente contribuyeron a la despoblación y eventual abandono de la ciudad.

(Imagen: Nicholas Dunning / Universidad de Cincinatti)

“La conversión de los depósitos centrales de Tikal de lugares que sostienen la vida a lugares que inducen enfermedades habría ayudado práctica y simbólicamente a provocar el abandono de esta magnífica ciudad”, concluyó el estudio. (Vía: Universidad de Cincinnati)

Un análisis geoquímico encontró que dos depósitos más cercanos al palacio y al templo de la ciudad contenían niveles extremadamente altos y tóxicos de mercurio que los investigadores de la UC rastrearon hasta un pigmento que los mayas usaron para adornar edificios, objetos de barro y otros bienes. Durante las tormentas, el mercurio en el pigmento se filtró en los depósitos donde se depositó en capas de sedimento a lo largo de los años.

El equipo diverso de la UC estaba compuesto por antropólogos, geógrafos, botánicos, biólogos y químicos. Examinaron capas de sedimentos que datan del siglo IX cuando Tikal era una ciudad floreciente.

(Imagen: Nicholas Dunning / Universidad de Cincinatti)

Anteriormente, los investigadores de la UC descubrieron que los suelos alrededor de Tikal durante el siglo IX eran extremadamente fértiles y rastrearon la fuente de frecuentes erupciones volcánicas que enriquecieron el suelo de la península de Yucatán.

“Los arqueólogos y antropólogos han estado tratando de descubrir qué pasó con los mayas durante 100 años”, dijo David Lentz, profesor de ciencias biológicas de la UC y autor principal del estudio. (Vía: Universidad de Cincinnati)

Para el último estudio, los investigadores de la UC tomaron muestras de sedimentos en 10 depósitos dentro de la ciudad y realizaron un análisis sobre el ADN antiguo encontrado en el sedimento estratificado de cuatro de ellos.

(Imagen: Nicholas Dunning / Universidad de Cincinatti)

El sedimento de los depósitos más cercanos al templo y palacio central de Tikal mostró evidencia de cianobacterias. El consumo de esta agua, particularmente durante las sequías, habría enfermado a las personas incluso si el agua estuviera hervida, dijo Lentz. (Vía: Universidad de Cincinnati)

“Encontramos dos tipos de algas azul-verdes que producen químicos tóxicos. Lo malo de estos es que son resistentes a la ebullición. Hizo que el agua en estos depósitos fuera tóxica para beber”, añadió Lentz. (Vía: Universidad de Cincinnati)

Los investigadores de la UC dijeron que es posible pero poco probable que los mayas usaran estos depósitos para beber, cocinar o irrigar.

“El agua se habría visto desagradable. Habría tenido un sabor desagradable”, dijo Kenneth Tankersley, profesor asociado de antropología en la Facultad de Artes y Ciencias de la UC. “Habría habido estas grandes floraciones de algas verdeazuladas. Nadie hubiera querido beber esa agua.” (Vía: Universidad de Cincinnati)

El biólogo de la UC David Lents dijo que el arqueólogo y los antropólogos han intentado durante décadas entender por qué las antiguas ciudades mayas como Tikal fueron abandonadas. La investigación de la UC está contribuyendo a la respuesta.

Con información de Universidad de Cincinnati