El autismo y desórdenes alimenticios: la dura infancia de Greta Thunberg

Un libro cuenta las luchas de la activista por el medio ambiente
(Imagen: Wikicommons)

La activista sueca del clima adolescente Greta Thunberg estaba “desapareciendo lentamente en algún tipo de oscuridad” mientras luchaba con el autismo en sus primero años de vida, según un nuevo libro escrito por su toda la familia Thunberg.

También te recomendamos: Greta Thunberg responde a secretario estadounidense que le aconsejó estudiar economía

Malena Ernman detalla los primeros años de vida de su hija, Greta Thunberg, de 17 años en un nuevo libro revelador, Our House is on Fire: Scenes of a Family and a Planet in Crisis (Nuestra casa está en llamas: escenas de una familia y un planeta en crisis). Los fragmentos circulan ahora antes de la publicación del libro, que será en marzo.

Acreditado a la familia, el libro describe el mutismo selectivo de Greta, un trastorno alimentario y su diagnóstico de autismo.

(Imagen: Wikicommons)

A los 11 años, la depresión de Greta creció, dejando de hablar y no comías más que pequeñas cantidades de arroz, aguacate y ñoquis. Fue hospitalizada por pérdida de peso severa.

“Greta tenía 11 años, acababa de comenzar el quinto grado y no le iba bien. Lloraba de noche cuando debería estar durmiendo. Lloró camino a la escuela. Ella lloraba en sus clases y durante sus descansos, y los maestros llamaban a casa casi todos los días. Svante [el padre de Greta] tenía que salir corriendo y llevarla a casa con Moisés, nuestro golden retriever. Se sentó con él durante horas, acariciándolo y acariciando su pelaje. Estaba desapareciendo lentamente en una especie de oscuridad y poco a poco, poco a poco, parecía dejar de funcionar. Dejó de tocar el piano. Dejó de reír. Dejó de hablar. Y dejó de comer.” ”, dijo Ernman, quien es cantante de ópera. (Vía: The Guardian)

Siendo víctima de bullying en la escuela, finalmente fue diagnosticada con autismo de “alto funcionamiento” (Asperger) y un trastorno obsesivo compulsivo. Pero el cambio comenzó cuando su escuela mostró una película sobre la contaminación en el océano.

Greta estaba abrumada por su mensaje. “Vio lo que el resto de nosotros no quería ver. Era como si pudiera ver nuestras emisiones de CO2 a simple vista,” afirma el libro. (Vía: The Guardian)

En el verano de 2018, Greta Thnunberg comenzó su primera huelga escolar durante después de que su padre, Svante Thunberg, la ayudara a hacer un cartel en casa.

Malena escribió que la familia podía ver que se sentía “bien” mientras elaboraba sus planes, y agregó que parecía estar “mejor que nunca”. Pero pudieron ver el costo emocional que estaba teniendo sobre su hija, y trataron de convencerla de que se fuera a casa, antes de que otros activistas de Greenpeace comenzaran a unirse a ella. Al tercer día, su madre se sorprendió al verla comer una “porción completa” de fideos tailandeses veganos que le dio uno de los manifestantes. (Vía: The Guardian)

Greta Thunberg se convirtió en la Persona del Año más joven de la revista Time en 2019 y continúa muy activa en su lucha por hacer conciencia con respecto al cambio climático.

Con información de The Guardian

ANUNCIO