¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Qué es un golpe de estado?

Tras lo ocurrido con Evo Morales en Bolvia, les explicamos qué es un golpe de estado.
(Imagen: Getty Images)

Evo Morales dejó la presidencia de Bolivia tras 14 años. La presión externa, pero sobre todo interna, hicieron que Morales decidiera dar un paso a un costado. Se ha dicho que esto fue un golpe de estado. ¿Por qué? ¿Qué es un golpe de estado? ¿Cuáles son sus características?

También te recomendamos: Renuncia Evo Morales a la presidencia de Bolivia

Definición de Golpe de Estado

Un golpe de estado -o coup d’etat– es el derrocamiento repentino, a menudo violento, de un gobierno existente por parte de un pequeño grupo. El golpe de estado, también simplemente conocido como golpe, es típicamente una toma de poder ilegal e inconstitucional realizada por un dictador, una fuerza militar guerrillera o una facción política opuesta.

Como clave del éxito, los grupos que intentan golpes de estado generalmente buscan obtener el apoyo de todas o parte de las fuerzas armadas, la policía y otros elementos militares del país. A diferencia de las revoluciones, que son emprendidas por grandes grupos de personas que buscan un cambio social, económico y político radical, incluida la forma de gobierno en sí, un golpe de estado solo busca reemplazar al personal clave del gobierno. Los golpes raramente cambian la ideología social y política fundamental de un país, como reemplazar una monarquía por una democracia.

Historia

En uno de los primeros golpes de estado modernos, Napoleón Bonaparte derrocó al gobernante Comité Francés de Seguridad Pública y lo reemplazó con el Consulado francés el 9 de noviembre de 1799. Golpes más violentos fueron comunes en las naciones latinoamericanas durante el siglo XIX y en África durante las décadas de 1950 y 1960 a medida que las naciones se independizaron.

Protestas en Bolivia tras las elecciones (Imagen: Getty Images)

Tipos de Golpe de Estado

De acuerdo con el politólogo Samuel P. Huntington en su libro Orden político en sociedades cambiantes, existen tres tipos de golpes de estado:

Golpe decisivo: Un grupo opositor de organizadores civiles o militares derroca al gobierno y se instala como los nuevos líderes de la nación. La revolución bolchevique de 1917, en la que los comunistas rusos liderados por Vladimir Ilich Lenin derrocó al régimen zarista, es un ejemplo de un golpe de Estado revolucionario.

Golpe de guarda: Ocurre cuando una élite toma el poder de otra élite (por ejemplo, que un general del ejército desbanca a un presidente o rey) usualmente justifica la acción diciendo que es para el bien más amplio de la nación. La deposición del ex presidente egipcio Mohamed Morsi por parte del general Abdel Fattah el-Sisi en 2013 sería considerada, por algunos, como un golpe de estado guardián.

Golpe de veto: Los militares intervienen para evitar un cambio político radical. El fallido golpe de estado de 2016 realizado por una facción del ejército turco en un intento de evitar lo que consideraba el asalto del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, al secularismo podría considerarse un golpe de veto.

¿Hubo golpe de estado en Bolivia?

Si nos atenemos a la definición, lo que pasó con Evo Morales podría ser considerado como un golpe de estado. La presión que hubo de organismos internacionales, pero sobre todo, por la presión interna encabezada por militares.

No obstante, hay quienes sostienen que lo que sucedió fue la restitución del orden constitucional tras las protestas por las irregularidades electorales en Bolivia.

Celebraciones en las calles de Bolivia tas la dimisión de Evo Morales (Imagen: Getty Images)

“En el caso de Bolivia no se vulneraron las normas de sucesión, para hacerlo, el Ejército tendría que desconocer al presidente, o bien, la rama legislativa desconocerlo”, explicó Ana María Salazar, internacionalista para El Financiero.

Para Salazar, Morales usó el término porque se sentía amenazado y ahondó:

“Lo que vimos el día de hoy fue ese quiebre constitucional, ese quiebre de la conciencia. Y para aclarar de una vez por todas, lo que pasa en Venezuela no es un golpe de Estado, es una restitución del hilo constitucional.”