La semana pasada, en medio del debate sobre las modificaciones al Artículo 19 de la Constitución, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que permite prisión preventiva a quienes cometan delitos como robo de combustible.

Una sola mujer hace el mapa más detallado de feminicidios en México

Fuera de ese dictamen quedaron ilícitos como el feminicidio, el robo a casa habitación y la desaparición forzada. Esto se interpretó como una negativa a considerarlos como graves. Sin embargo, dichos delitos no dejan de ser graves y lo que quedó fuera fue la prisión preventiva: un asunto que, de acuerdo con diversas organizaciones defensoras de derechos humanos, viola la presunción de inocencia.

Roberto Hernández, codirector del documental Presunto Culpable de 2005, que muestra cómo un joven de la Ciudad de México fue encarcelado por un delito que no cometió, respondió a un tuit en el que se denunciaba la supuesta decisión de la Cámara de Diputados de considerar “no graves” cosas como “violar niños” y “matar morras”:

“Hola @ChumelTorres te mando un saludo. Quiero advertir a quienes te leen y a ti que si alzamos la voz para exigir que un delito sea considerado como ‘grave’ en realidad estamos pidiendo que nos metan a la cárcel por el solo hecho de ser acusados de un delito“.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos ya lo había señalado desde diciembre del año pasado. En un comunicado, la CNDH expresó su “preocupación por las iniciativas que amplían el catálogo de delitos sujetos a prisión preventiva oficiosa”:

“La CNDH estima que la aprobación de esa reforma, por su trascendencia en materia de derechos humanos, sería una regresión al sistema inquisitivo, no abonando a la reinserción social, justicia alternativa, ni al principio de presunción de inocencia, elementos indispensables a respetar y desarrollar en la justicia penal acusatoria”.

 

Los feminicidios en México no se resuelven por estas 8 razones

Por su parte, la activista por los Derechos Humanos Majo “mother of dragons” también señaló en un hilo de Twitter que la prisión preventiva debe desaparecer, pero que se elimine no descarta otras acciones:

 

Respecto al delito de feminicidio, Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y la organización Justicia Pro Persona señalaron que, si bien la figura de la prisión preventiva oficiosa debe desaparecer, la exclusión del feminicidio en la lista constituye un acto de discriminación, pues dicha figura sí está contemplada en el caso del homicidio doloso:

“La exclusión del tipo penal de feminicidio –que también tutela la vida y otros bienes jurídicos- dentro de la lista actual que contempla la norma constitucional responde a que éste fue tipificado a partir de 2011, posterior a la reforma de 2008; sin embargo, su exclusión constituye un acto de discriminación directa, ya que otorga un tratamiento diferenciado e injustificado desde la propia norma constitucional, que no responde a criterios de razonabilidad, objetividad, ni proporcionalidad y que afecta directamente a las niñas y mujeres en un contexto donde serlo implica ya un riesgo“.

Actualmente la prisión automática está contemplada en seis delitos: homicidio doloso, delincuencia organizada, violación, secuestro, trata de personas y aquellos cometidos de forma violenta con armas de fuego.