Vecinos y clientes obligan a empresario a pedir disculpas por aparecer en foto con Trump

Un mediano empresario de Massachussetts se vio obligado a disculparse con sus clientes y vecinos luego de que, según él, fue engañado para asistir a la firma de una orden ejecutiva de Donald Trump.

Dave Ratner es dueño de la pequeña cadena de tiendas de mascotas y refrescos (para humanos) Dave’s Soda & Pet City. Sí, es una mezcla rara y lo que sigue, pero por casi 40 años ha sido una presencia constante en el oeste de su estado, una zona predominantemente demócrata que no se tomó nada bien su presencia en la fotografía con Trump. (Vía: Boston Globe)

En varios espacios (desde una carta al editor de un medio local hasta ya varias entrevistas radiofónicas) ha pedido disculpas por su presencia: según lo cuenta, una asociación de minoristas a la que pertenece recibió la invitación de participar en una firma en la Casa Blanca que (así fue informado él) “permitiría la compra de seguros médicos entre varios empleadores”, algo que en teoría sonaba bastante bien y aceptó ir a Washington DC.

El problema fue que esa orden ejecutiva que firmó Trump con Ratner al fondo no sólo permitía eso: esa orden se suma a un largo proyecto tanto de Trump como del partido republicano para demoler “desde adentro” el seguro médico de millones de estadounidenses.  (Vía: The New York Times)

¿El de lentes y bigotito en el fondo a la izquierda? Ese mero

El hobby de Trump: tumbar Obamacare

A través de bloqueos legislativos, cortes presupuestales y órdenes ejecutivas que han impedido el desarrollo pleno del Acta de Cuidados Médicos Asequibles (ACA, por sus siglas en inglés, u “Obamacare”, como es conocida popularmente), en estos momentos la salud de millones de estadounidenses está en riesgo: no porque vayan a cerrar los hospitales o no haya medicinas, sino porque no tienen con qué pagar sus doctores, sus idas al hospital y sus medicinas.

Desde la campaña presidencial, Trump prometió “mejorar” el “Obamacare” (luego lo cambió a “reemplazar”, luego a “demoler”, luego a “dejar caer”), pero no ha dado un solo paso para promover una propuesta que sea una opción válida para los más de 24 millones de estadounidenses de medio y bajos ingresos que están viendo amenazado su patrimonio.

Cada vez que el ala republicana en el  Senado y la Cámara de Representantes intentan “tumbar” el Obamacare no lo logran, ya van tres intentos y siempre hay alguien en su partido que los “traiciona”.

Quizá la firma de varias órdenes ejecutivas sea la última medida para demoler, desde dentro, un plan de seguridad social que le ha salvado la vida a miles de personas.

Quizá Ratner no sea el último empresario que será engañado para salir en la foto.