Subprocurador de PGR confirma: mañana se inicia extradición de Duarte, ¿y Borge?

El subprocurador de asuntos jurídicos de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, ha confirmado oficialmente que la institución solicitará oficialmente este miércoles la extradición de Javier Duarte de Ochoa, detenido a principios de abril de este año; así mismo, respondió en varias entrevistas dadas el día de hoy que el mismo proceso para Roberto Borge podría tardar, por lo menos, seis meses (Vía: Radio Fórmula)

Parecería que hay dos razones (que en realidad solo son una) para que la PGR haga su trabajo de forma expedita y eficiente: la cercanía de un proceso electoral y la poca legitimidad de un proceso electoral. El domingo, cansados y desvelados por una jornada que parecía que no acabaría nunca, nos enteramos al filo de la media noche de la captura en Panamá del exgobernador priísta de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, quien por meses había vivido en diversas ciudades latinoamericanas, se hospedaba en lujosos hoteles y, para el momento en el que fue detenido, había salido de su departamento en la Torre Trump de la capital panameña (sí: Borge le rentaba a Trump…). (Vía: Milenio)

Esa, la dorada de harto buen gusto, es la Torre Trump

Si bien la captura de Borge no fue el escándalo del mes, como ocurriera con su correligionario,  Javier Duarte, a ambos los liga algo además de ser parte del “nuevo PRI” del presidente Enrique Peña Nieto: ambos están en cárceles extranjeras y, ambos, están acusados de lavado de dinero y delincuencia organizada. La única diferencia es que, probablemente, podamos tener más pronto al veracruzano que al quintanarroense en territorio nacional. (Vía: Noticias MVS)

En varias notas te hemos informado del proceso contra Duarte, sin embargo, ahora Elías Beltrán ha informado un par de cosas: en el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), el lavado de dinero no es un delito grave, además de que, para que la extradición avance sin problemas, la PGR depende más de la negociación de la Secretaría de Relaciones Exteriores que de la “solidez” de las investigaciones.

No hay por qué enojarse con el subprocurador, al fin y al cabo, sus declaraciones hacen evidente algo: ¿de verdad es una buena idea dejar en manos de quienes -posiblemente- sean enjuiciados por los mismos delitos que legislan?

En Panamá o Guatemala, la única pregunta que nos queda molestando en Plumas Atómicas es ¿y dónde quedó el dinero?

ANUNCIO