EE.UU. eleva su tasa de interés, ¿cómo te afecta?

Más que los organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, es la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) la que lleva la batuta de la política monetaria del mundo, ya que los bancos centrales, incluido por supuesto el Banco de México, toman decisiones con base en las directrices que toma la FED en los Estados Unidos, sobre todo en lo que respecta a la tasa de interés referencial.

Hay que recordar que después de la crisis de 2008 la tendencia marcada desde la FED fue una política monetaria expansiva, es decir, privilegiaba el consumo sobre el ahorro a través de tasas de interés cercanas a cero, esto con la finalidad de activar la economía y recuperarla de la recesión que derivo del crack de hace 10 años.

En ese sentido, los bancos centrales de países desarrollados y emergentes mantuvieron bajas las tasas de interés siguiendo esa estrategia expansiva que buscaba sacar a flote la economía global.

tasa de interés Estados Unidos
Imagen: St. Louis FED

Para explicarlo de manera sencilla, las tasas de interés son un instrumento de política monetaria de los bancos centrales que básicamente sirve para encarecer o abaratar el dinero y el crédito dependiendo del ciclo económico que se presente. Grábenlo en sus corazones y su cartera: la tasa de interés es el precio del dinero en el mercado.

Es decir, cuando se mantienen tasas bajas, se abarata el dinero y el crédito con la finalidad de privilegiar el consumo, esto es una política monetaria expansiva; por el contrario, cuando se elevan las tasas de interés se busca privilegiar el ahorro al encarecer el dinero y el crédito. (Vía: Banxico)

Las tasas de interés son una especie de catalizador de la economía en el sentido que la puede acelerar o desacelerar dependiendo de cómo se comporte. Es decir, si hay pleno empleo o aumento de ingresos se busca desacelerar la economía con tasas altas con la finalidad de que la inflación no se dispare, por el contrario, cuando las tasas son bajas se busca acelerar la economía (empleo, ingresos e inversiones) a través del consumo.

Teniendo claro todo esto, es posible entender lo que significó que el día de hoy la FED anunciara el fin de la política monetaria expansiva: que seguirá un ciclo alcista de las tasas de interés en los próximos años. En ese sentido este cambio en el ciclo comenzó con 25 puntos base, pasando de una tasa de referencia del 2 al 2.25%, cifra no vista desde hace 10 años. (Vía: El Economista)

FED
Imagen: Especial

Este incremento en la tasa de interés es el tercero en lo que va del año, lo cual acumula ya 75 puntos base, estamos hablando que la tasa pasó de 1.5% a los 2.25 del día de hoy. Sin embargo, podría venir un incremento adicional a fines de año que la dejaría en 2.4%, dependiendo de cómo se comporte la inflación. (Vía: El Financiero)

“La política monetaria se mantiene en una posición acomodaticia, que permitirá apoyar las condiciones del mercado laboral y sostener el retorno al objetivo de inflación de 2 por ciento”, señaló la FED en su comunicado.

Esto por supuesto que impacta en nuestro país, ya que lo más seguro es que el Banco de México eleve otros 25 puntos base la tasa de interés referencial para mantener distancia con Estados Unidos. Banxico pasaría su tasa de interés referencial de 7.75% a 8%, lo cual podría desacelerar el crecimiento económico de nuestro país, pero, por otra parte podría estabilizar la inflación más cerca del rango objetivo del 3%.

Banxico
Imagen: Especial

¿Cómo te afecta todo esto? Muy sencillo, todo crédito que no tengas a plazos o tasas fijas se va a encarecer, eso significa que lo que no tengas a meses en tu tarjeta te va a salir más caro pagarlo por los intereses, tu crédito hipotecario o automotriz también se va a encarecer por el alza de la tasa de interés.

En ese sentido te recomendamos: tratar de meter dinero al capital de tu tarjeta de crédito si es que no puedes liquidar lo que no tienes a plazo fijo; no pagar con la tarjeta lo que no puedes liquidar (no te endeudes); si tienes una hipoteca o crédito automotriz trata de ahorrar para cubrir el ajuste de los intereses y, si vas a comprar algo a crédito, que sea a meses sin intereses.

Por: Redacción PA.