Las verdaderas demandas de la CNTE en Michoacán

Las verdaderas demandas de la CNTE en Michoacán

Luego de 15 días de retraso, el viernes 25 de enero de 2019 por fin les pagaron su salario a más de 28 mil maestros michoacanos que salieron a las calles para exigir prestaciones y sueldos pendientes.

Una vez liberados los pagos a través de un adelanto en las participaciones federales por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, pareciera que ya no había excusa para que los profesores mantuvieran sus manifestaciones.

Sin embargo, a decir de ellos mismos, que les retrasaran la última quincena fue apenas la gota que derramó el vaso: las verdaderas demandas de los maestros están contenidas en un pliego petitorio de 29 puntos que se aprobó desde octubre de 2018.

Éste incluye la falta de pago de 18 bonos desde 2017, prestaciones que nunca llegaron, así como descuentos en sus salarios para pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que no les devolvieron según el Contrato Colectivo.

Además, los maestros se quejan que a miles les descuentan un porcentaje para pagarle al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pero cuando quieren darse de alta, les dicen que esos pagos nunca llegaron.

“Llevamos 15 días exigiendo, primeramente, el pago de los contratos ya devengados porque ya llevamos un contrato trabajado desde hace seis meses, el cual no se nos ha pagado, tenemos aproximadamente 3 mil 182 compañeros a los cuales no se les ha pagado, dijo Daniela Chávez Mora, maestra de primaria.

La profesora egresada de la escuela normal en 2017 lleva trabajando sin cobrar al menos nueve quincenas, es decir, que el Gobierno del Estado de Michoacán le debe más de 27 mil pesos por los servicios que ya prestó.

Daniela Chávez, maestra afectada por falta de pagos del gobierno michoacano (Fotografía: Rodrigo Caballero)

También faltan recursos de operación para los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis), las casas-escuela, los albergues y en general para los programas asistenciales que opera la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), lo que suma en total una deuda de más de 7 mil millones de pesos.

La nómina estatal

Los más afectados por la falta de sueldos son los maestros que no tienen una plaza, ni estatal ni federal, los llamados “eventuales”, algunos de ellos llevan sin cobrar salario desde 2016, cuando entraron a trabajar.

Por eso su exigencia es que les otorguen una plaza, para tener un trabajo y un sueldo seguro, que es otra de las demandas del pliego petitorio; sin embargo, tener una base ante la SEE tampoco es garantía de sueldo.

En noviembre de 2018, el gobernador de la entidad, Silvano Aureoles Conejo, devolvió una parte de la nómina estatal a la federación poniendo fin de manera unilateral al convenio de descentralización de la educación pública firmado en 1992.

De esta forma Silvano Aureoles se desentendió de atender el salario de los docentes, al grado de que el Presupuesto de Egresos de 2019 para Michoacán ya no contempla los 6 mil millones de pesos para pagarle a los 28 mil 764 maestros que legalmente siguen siendo su responsabilidad.

“Mientras la Federación no haya aceptado el regreso de la nómina, el patrón es el estado, estas marchas, estas protestas son contra el estado, el Gobierno de Michoacán es el responsable de pagarnos y no lo está haciendo”, aseguró Saturnino Pineda Pineda, vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán. (Fotografía: Rodrigo Caballero)

Los costos económicos

Las protestas iniciaron el lunes 14 de enero de 2019, decenas de profesores colocaron carpas, casas de campaña, automóviles y tiendas en las que han estado tomando turnos para dormir, como parte de sus protestas a nivel estatal.

El plantón principal es frente al Palacio de Gobierno de Michoacán, en pleno Centro Histórico de la ciudad de Morelia pero también se tomaron oficinas de rentas y todas las alcaldías en los 113 municipios de Michoacán.

Pero el bloqueo que más polémica genera es el de las vías férreas, desde el 14 se tiene cerrada la línea que sale del Puerto de Lázaro Cárdenas, afectando el traslado de 2 millones de toneladas de insumos y productos.

Según la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), luego de 10 días de bloquear el Puerto de Lázaro Cárdenas al menos 129 trenes están detenidos con 8 mil 200 contenedores.

Esto representa pérdidas millonarias que apenas se están calculando, porque la falta de insumos provoca paros técnicos en empresas armadoras de vehículos y partes de aeronaves, además de que está cortada la comunicación entre Lázaro Cárdenas y Manzanillo, dos de los puertos más importantes del país.

El bloqueo afecta también el desabasto, ya que los trenes cargan 300 mil barriles de gasolina y diesel que iba a ser utilizado para garantizar el suministro en los estados de Guanajuato, Jalisco y Michoacán.

Esta fue la gota que derramó el vaso para cámaras patronales y empresariales como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la propia Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC), que ya se pronunciaron en contra de los bloqueos.

El conflicto político

El conflicto magisterial lo único que provoca es aumentar el pleito entre el gobernador Silvano Aureoles y el presidente López Obrador, enemistados desde la campaña electoral y enfrascados en una confrontación similar a la que tuvieron en su momento el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa y el ex gobernador Leonel Godoy Rangel.

Desde que se desentendió de la nómina estatal, Silvano Aureoles le aventó la bolita al Gobierno Federal para resolver el conflicto y apelando a la jurisdicción exigió a la federación que sea ella la que libere las vías férreas.

Silvano Aureoles en conferencia de prensa sobre demandas de CNTE (Fotografía: Rodrigo Caballero)

No conforme con eso, durante una semana viajó a España y Dinamarca para promover la nueva imagen turística de Michoacán, dejando sin avances las negociaciones de la mesa tripartita (federación, estado y magisterio).

Mientras tanto, López Obrador ya refirió en varias ocasiones que no va a reprimir a los manifestantes, por lo que el bloqueo no parecer ir a ningún lado, pero tampoco las demandas de los profesores han tenido salida.

Plantón frente al Palacio de Gobierno, en Morelia (Fotografía: Rodrigo Caballero)

Con el regreso de Europa del gobernador, el conflicto en vez de disminuir aumentó, ya que inmediatamente a su llegada convocó a una rueda de prensa en la que desconoció los acuerdos a los que llegaron los maestros y el Gobierno Federal.

Apenas este lunes 28 de enero de 2019, Silvano Aureoles amenazó que no habrá pagos ni mesas de diálogo con los maestros hasta que no retiren sus bloqueos, lo que únicamente genera una escalada en las manifestaciones, que ya reciben respaldo de alumnos y padres de familia.

“No vamos a ceder hasta que no se tengan resultados; no queremos mentiras, queremos que se nos pague, queremos que todos los temas administrativos se puedan solucionar y estamos exigiendo ya una formalidad”, concluyó el dirigente de la Sección 18 de la CNTE, Víctor Manuel Zavala Hurtado.

Manifestaciones en Michoacán por la CNTE (Fotografía: Rodrigo Caballero)

Luego de una asamblea que duró dos días,  la CNTE determinó quitar los bloqueos de las vías férreas la mañana del jueves 31 de enero de 2019 para aliviar la presión sobre el Gobierno Federal, sin embargo, mantendrán las movilizaciones en contra del Gobierno Estatal, así como los plantones en oficinas públicas y centros comerciales.

por Rodrigo Caballero