Este lunes se derrumbó una estructura en una obra sobre avenida Toluca, en la delegación Álvaro Obregón. El derrumbe provocó…

Este lunes se derrumbó una estructura en una obra sobre avenida Toluca, en la delegación Álvaro Obregón. El derrumbe provocó la muerte de siete personas y dejó a otras diez heridas. Según testigos, el accidente ocurrió por la colocación errónea de una trabe. (Vía: Proceso)

Sin embargo, vecinos han señalado a medios que esa obra había sido denunciada anteriormente a las autoridades. En el lugar se encontraba una papelería Lumen que fue demolida sin que se presentaran ni los permisos ni las medidas correspondientes, alegan vecinos de la delegación Álvaro Obregón.

Para los vecinos, la obra  y el accidente fueron posibles gracias a la corrupción de las autoridades locales. En varias ocasiones se había denunciado la opacidad con que ocurren las concesiones de las obras en la zona, pero, según explican, apenas logran que se clausure “una obra, se aprueban otras cinco”. (Vía: La Jornada)

Esta situación ha motivado que el día de ayer la diputada Ana Juana Ángeles Valencia de Morena exigiera a las autoridades capitalinas una explicación por los accidentes en cuatro megaobras en meses recientes en la Ciudad de México. Para la diputada, el derrumbe del pasado lunes esa sólo una muestra más de cómo la corrupción cobra vidas. (Vía: La Jornada)

Particularmente, la obra que ayer fue nota ya había sido denunciada por anomalías tanto legales como de construcción. La obra sobre avenida Toluca en la colonia Olivar de los Padres había sido denunciada hace dos años por la fundación Unidos para la Conservación de las Áreas Verdes. La obra no contaba ni con permiso de uso de suelo ni con permiso para talar árboles. Para colmo la construcción está al borde de una barranca.

En los últimos años ha ocurrido una explosión inmobiliaria en las zonas de Álvaro Obregón comprendidas sobre las avenidas Toluca y Desierto de los Leones. La rapacidad de las compañías inmobiliarias se ha unido a una ley que no garantiza ni la construcción de vivienda para la gente que lo necesita ni garantiza que las obras que se construyen se hagan bajo las normas adecuadas.

Para colmo, los familiares de los fallecidos en el derrumbe de Toluca 481 han denunciado que la constructora Irisa no ha dado la cara por su responsabilidad en el derrumbe. (Vía: El Universal)

El gobierno capitalino ha anunciado que está sobre cuatro líneas distintas de investigación en el caso del derrumbe en Álvaro Obregón. Entre otras líneas, sobresale por un lado un posible error humano, pero no se descartan irregularidades y fatales omisiones en el otorgamiento de permisos: es decir, corrupción.