Coronavirus: Ni Italia, ni España. San Marino es el país más afectado por el Covid-19

El microestado tiene la tasa más alta de mortalidad
(Imagen: Wikicommons)

La pandemia del coronavirus ha infectado a más de 372 mil personas en el mundo. Y si bien Italia y España son de los países más afectados en el mundo, hay otra nación europea que ha resultado igual —o más afectada— por el Covid-19: San Marino. El microestado tiene la tasa de mortalidad más alta del mundo.

También te recomendamos: El derecho a decir adiós: Cómo los doctores ayudan a los enfermos de coronavirus a despedirse de sus seres queridos

La Serenissima Repubblica di San Marino es un pequeño estado con una superficie de apenas 60 kilómetros cuadrados. Tiene una población de apenas 34 mil 590 personas. Italia, por ejemplo, tiene más contagiados de Covid-19 (63 mil 927) que el microestado. ¿Cómo es posible que su tasa de mortalidad sea mayor?

Precisamente por el número de habitantes en proporción a los contagiados de coronavirus y los muertos que habría a causa del Covid-19.

Según datos el Instituto de  Seguridad de San Marino, la nación tiene 163 contagiados de coronavirus con 20 muertos. De acuerdo con un estudio realizado por El País, esto equivale a un promedio de 4,735.8 casos por cada millón de habitantes. Esto hace que su letalidad sea del 12.5%, siendo así el país con la tasa de mortalidad más alta de todo el mundo.

(Imagen: El País)

Una de las razones por las que San Marino podría padecer tantos contagios de coronavirus se debe a su proximidad con Italia. El estado soberano está entre las regiones de Emilia-Romaña y las Marcas, de los lugares más afectados por el Covid-19 en el país italiano.

Si sumamos a que San Marino tiene una población avejentada. 5 mil 992 personas tienen más de 64 años, lo que los vuelven personas vulnerables al coronavirus.

Por lo pronto, San Marino ha instaurado la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus en su pequeño territorio y evitar un escenario que ponga en peligro a la mayoría de sus habitantes.

Con información de El País