Cómo el aumento de impuestos arruina tu vida social

¿Recuerdas aquellos tiempos en los que salir a pasear era mucho más barato y divertido?, sí, hablamos del año pasado antes de que los impuestos subieran y la vida se encareciera.

Esta es la historia de Paquito, “El Canijosh” **. Paquito disfrutaba ver el fucho con sus amigos; cada domingo por la mañana revisaba su cartera para saber si tenía los $100 pesotes que guardaba durante la semana.

Anteriormente, Paquito compraba sus dos boletos del metro ($3.00 ida y $3.00 de regreso), pasaba a la tienda por un six pack de cervezas ($58.00), un refresco de 2 lts para un par de sus amigos que no bebían alcohol ($20.00), unas papitas botaneras ($11.00) y unos chicles ($5.00). Así, cada domingo gastaba sus $100.

Este próximo domingo, a Paquito no alcanzará con $100, ahora necesita $112.32, con el aumento de los impuestos los mismos productos de hace una semana quedarán así:

Un six pack de cervezas $58.00 =>62.64
Papitas botaneras $11.00 =>11.88
Refresco de 2 lts $20.00 =>22.00
Chicles $5.00 =>5.80
Boleto ida-vuelta metro $5.00 =>10.00

Y ustedes podrán decir ¡Ni es tanto Paquito, no te quejes! pero si hacen el cálculo mensual Paquito gastará $49.28, así que en un año pagará ¡$591.36 de impuestos sólo de sus domingos!

Lo ma­lo es que el sa­la­rio no al­can­za. El incremento del salario mínimo fue de $2.39; si Paquito destina ese incremento (que al mes suma $74.09) para pagar los impuestos domingueros, le quedarán $24.81 para el pago de todos los nuevos impuestos de los otros productos que compra entre semana.

Por ello, este domingo Paquito no llevará ni papitas botaneras ni chicles para sus amigos.

Paquito tiene un primo que vive en Tijuana, llegó el primero de enero al D.F. en autobús ($1,710.00), ambos recordaron que hace un par de meses el boleto era más barato ($1,436.40); su primo le cuenta que, desde que subieron los impuestos, muchos tijuanenses ahora cruzan la frontera porque algunos productos son más baratos en Estados Unidos, incluyendo la gasolina y la comida para perro. Ahora Paquito piensa en que alimentar a su pug, costará $520, no como en Estados Unidos en donde la misma marca y presentación de ese alimento cuesta sólo $230.

Durante el año 2012, el gasto de consumo total de los hogares mexicanos fue de un promedio anual de 146 mil 682 pesos, de esta cifra, el 58.5% del gasto ($85,808.97) fue en productos como gasolina magna ($12.33 pesos); comidas fuera de casa en restaurantes, cafés y establecimientos similares (que seguramente venderán pan dulce a $17.28); tortillas de maíz y refrescos ($1 más por litro). Así, si consideramos los datos del Inegi como una realidad, en promedio, cada familia estaría pagando aproximadamente entre $10,000 y $15,000 de impuestos al año.

**Basada en una historia real, tu historia a partir del 2014.

Vía: CNN
Por: Redacción PA.