Nunca es tarde para subirse al tren de la ‘Ballena Azul’: legisladores buscan ‘frenarla’

Quién dijo que nuestros diputados no trabajan por nuestro bienestar: el día miércoles 26 de mayo, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó, por petición de la legisladora perredista  Beatriz Olivares Pinal, exhortar a la secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México que, en coordinación con la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), investigue si existen cuentas en Internet relacionadas con el juego la “Ballena Azul” y, de comprobarse que la “Ballena Azul” no es un mito urbano que existen tales cuentas, suspenderlas.

La legisladora, señaló que diversas autoridades, tanto internacionales como del país, han alertado a la población respecto de ese juego-desafío, popularizado en redes sociales, pues atenta contra la integridad de los menores de edad. (Vía: La Jornada)

Y tiene mucha razón, sobre las alertas, de hecho la Policía de Ciberdelicuencia Preventiva de la SSP, desde el 22 de marzo emitió una alerta y una “bonita” infografía sobre el caso de la Ballena Azul.

Por otro lado, aunque esta medida no la propuso la diputada, la SSP se dio a la tarea de visitar el programa “Hoy” para explicar por qué sí nos afectan los dichosos retos de la Ballena o, para decirlo en palabras de la diputada perredista, por qué la última prueba -que consiste en suicidarse saltando desde un balcón- es un “reto drástico”.

Nosotros en la mesa de redacción de Plumas Atómicas, ponemos nuestra granito de arena y colocamos este tuit que ojalá ayude a la investigación de la SSP.

Pero nunca es tarde para subirse al tren de la Ballena, incluso cuando no se ha comprobado que los suicidios de los adolescentes rusos estén ligados al sitio de la red social VKontakte (el Facebook ruso). Todo empezó en Rusia: en mayo de 2016, el periódico ruso Novaya Gazeta reportó que “al menos” 80 suicidios de adolescentes estaban vinculados con los supuestos juegos de la “ballena azul”. El reportaje ha sido visitado más de 3,5 millones de veces.

Posteriormente, Snopes, una página especializada en desmentir información falsa, en su artículo dedicado a Ballena Azul, señala que estas afirmaciones se originaron a partir de una mala interpretación del artículo, ya que el artículo no señalaba pruebas suficientes que conectaran los suicidios y la red social. (Vía: Verne)

Después todo se descontroló: medios de todo el mundo comenzaron a propagar la noticia y la policía de varios países comenzó a desplegar estrategias de prevención sobre el dichoso juego.

Pero la realidad es que los sitios web en los que se pueden encontrar “juegos”, indicaciones y personas hablen sobre suicidio existen, y existen desde hace mucho tiempo.

Quizá en lugar de atender lo que podría ser un mito urbano, los legisladores podrían pensar que la integridad de los menores de edad está relacionada con los factores económicos, sociales y educativos que crean un contexto violento en el que todos, como sociedad, parece que estamos jugando un reto suicida.