Atentados del 11 de septiembre de 2001: 102 minutos que cambiaron el mundo

El mundo no fue el mismo tras el 9/11
(Imagen: Pixabay)

Los atentados del 11 de septiembre fueron el ataque terrorista moderno más mortífero y el más devastador en Estados Unidos desde Pearl Harbor. “102 minutos cambiaron nuestras vidas para siempre,” tuiteó el 9/11 Memorial & Museum. Efectivamente, el mundo no fue el mismo tras el 11 de septiembre de 2001.

También te recomendamos: Se hace público informe clasificado de los atentados 11S

¿Qué pasó el 11 de Septiembre de 2001?

Cuando las personas que estaban en la ciudad de Nueva York el 11 de septiembre de 2001 lo recuerdan como una hermosa mañana con un cielo azul brillante y sin nubes.

Nadie imaginó cómo terminaría ese día de otoño.

El ataque comenzó en las primeras horas d la mañana de aquel día fatídico. El vuelo 11 de American Airlines, que transportaba a 81 pasajeros y 11 tripulantes, que fue secuestrado sobre el centro de Massachusetts a las 08:14 horas.

Cinco secuestradores dirigieron el avión hacia el sur, hacia Nueva York y se estrellaron contra la cara norte de la Torre Norte del World Trade Center a las 8.46 a.m.

Los secuestradores tomaron un segundo avión, el vuelo 175 de United Airlines, que transportaba a 56 pasajeros y nueve miembros de la tripulación, sobre el noroeste de Nueva Jersey aproximadamente a las 8:42 a.m. Condujeron el avión hacia el sureste y lo estrellaron contra la cara sur de la Torre Sur aproximadamente a las 9.03 a.m.

(Imagen: Pixabay)

El vuelo 77 de American Airlines fue secuestrado a las 8.20 a.m., transportaba a 58 pasajeros y seis miembros de la tripulación, y se estrelló contra el Pentágono a las 9.37 a.m.

Un cuarto y último vuelo 93, que transportaba a 37 pasajeros y siete miembros de la tripulación, fue secuestrado a las 9.28 a.m. y se estrelló en el condado de Somerset, Pensilvania a las 10.03 a.m. después de un enfrentamiento en la cabina entre pasajeros y secuestradores.

Las cifras oficiales indican que un total de 2 mil 977 personas murieron en los atentados del 11 de septiembre de 2001.  19 secuestradores cometieron asesinato / suicidio.

¿Quién fue responsable?

Los secuestradores eran terroristas islámicos de Arabia Saudita y varias otras naciones árabes. Según se informa, financiados por la organización terrorista al Qaeda del fugitivo saudí Osama bin Laden, supuestamente actuaban en represalia por el apoyo de Estados Unidos a Israel, su participación en la Guerra del Golfo Pérsico y su continua presencia militar en el Medio Oriente.

Algunos de los terroristas habían vivido en los Estados Unidos durante más de un año y habían tomado lecciones de vuelo en escuelas de vuelo comercial estadounidenses. Otros se habían infiltrado en el país en los meses previos al 11 de septiembre y actuaron como el “músculo” de la operación.

Consecuencias

Usando los ataques como excusa, Estados Unidos llevó a cabo guerras en Afganistán e Irak que tendrían graves consecuencias para la economía estadounidense y el estado de derecho en el mundo.

El World Trade Center el 11 de Septiembre de 20021 (Imagen: Pixabay)

Mucha gente en todo el mundo cree que Estados Unidos desperdició una ola de buena voluntad mundial resultante de los ataques. Las guerras en Afganistán e Irak han devastado esos países y han resultado en un estado permanente de inestabilidad y destrucción.

Una de las lecciones que se pueden extraer de esa tragedia es que la violencia engendra violencia y la intolerancia engendra intolerancia. A menos que haya un nuevo enfoque para prevenir los actos terroristas, continuaremos viviendo bajo la amenaza del terror, con miedo de otro 11 de septiembre. La confrontación permanente no es la respuesta.

Si bien es fácil crear enemigos, es mucho más difícil entender al “otro”, un enfoque necesario si queremos eliminar el conflicto y honrar el deseo de paz y seguridad de todas las personas del mundo.