Ambulancias piratas: un problema durante la pandemia de COVID-19

Una investigación ha alertado de los riesgos de las ambulancias piratas
(Imagen: Cuartoscuro)

Por la pandemia de COVID-19, muchas personas en México han tenido que recurrir a las ambulancias parar poder trasladar a los pacientes que requieran tanques de oxígeno. Sin embargo, de acuerdo con una investigación de AP, hay una buena cantidad de ambulancias piratas que se están aprovechando de esto.

También te recomendamos: Inglaterra: AstraZeneca reanuda ensayo de vacuna contra COVID-19

Mark Stevenson de AP recopiló testimonios de personas que han sido víctimas de estas ambulancias piratas, que abusan de la necesidad de las personas en un momento tan complicado como lo es la pandemia de COVID-19.

Estas ambulancias piratas o “patito” pueden llegar a cobrar siete mil pesos para el traslado de un paciente. Además, esto implica un riesgo porque estos vehículos no cuentan con el equipo suficiente, son operados por personal que no está capacitado y están provistos de medicamentos que ya han caducado.

“Lucran con tu dolor”

Esta situación ya se presentaba previo a la pandemia, pero a partir de la contigencia sanitaria han aparecido más de estas ambulancias, que cobran más por trasladar pacientes que pudieran padecer COVID-19.

“Lucran con tu dolor para sacar ventaja”, dijo Gustavo Briseño, cuyo padre tuvo que ser trasladado a un hospital por tener síntomas de COVID-19. “Cuando normalmente cobran 6 mil [pesos], ahora pedían 35 mil [pesos]. Es ilógico”.

Rafael González, vocero de la Cruz Roja, dijo que las ambulancias ofrecen servicio gratuito en el occidente de la CDMX, pero suele pasar que las ambulancias piratas están rastreando frecuencias para adelantarse y poder obtener alguna ganancia.

Porque lo operadores de estas ambulancias, en ocasiones, tienen tratos con hospitales privado que les dan dinero por llevarles pacientes.

Es por eso que se hace un llamado para evitar este tipo de ambulancias y mejor usar los servicios de profesionales de la salud.

Con información de AP