Alfredo Ríos Galeana: ¿Quién fue el Mexican Gangster y el enemigo público número uno de los 80s?

Asaltabancos, cantante, criminal, era conocido como "El Feyo"
(Imagen. Cuartoscuro)

Alfredo Ríos Galeana, un famoso criminal que llegó a se conocido como “el enemigo público número uno” de México en los 80s, falleció en diciembre de 2019, debido a una sepsis (infección bacteriana en la sangre). ¿Quién fue este personaje que tuvo más fugas que El Chapo?

También te recomendamos: ¿Quién es Miguel Barbosa?

De militar a criminal

Alfredo Ríos Galena nació en Guerrero, el 28 de octubre de 1950. Dejó su estado natal en su juventud para emigrar a la capital de México. Se enlistó en el Ejército y llegó a ser sargento segundo de la Brigada de Fusileros Paracaidistas. Poco tiempo después desertó, tras haber cometido crímenes que lo llevaron a estar dos años preso en el Reclusorio Oriente.

Después pasó a trabajar en el batallón de Radio Patrullas del Estado de México (Barapem), donde alcanzó el grado de comandante y dónde puso su experiencia como militar al servicio del crimen.

(Imagen: Noticieros Televisa)

El enemigo número 1 de México

Siendo parte de Barapem, Ríos Galeana cometió sus primeros robos. Creó su propia banda dedicada al robo de bancos y al secuestro. Durante los 80s, fue adquiriendo notoriedad como uno de los criminales más peligrosos de México.

Fue capturado en 1981 y se dio al a fuga del Centro de Readaptación Social. Posteriormente, en 1983 fue detenido una vez más, pero logró fugarse de Santa Martha Acatitla. Volvió a ser encarcelado en 1984, pero escapó nuevamente tras dos años de encarcelamiento en el Reclusorio Sur.

Esto lo convirtió en uno de los criminales más buscados del país, al grado que Arturo “El Negro” Durazo Moreno, jefe del Departamento de Policía y Tránsito del entonces DF, lo declaró como “el enemigo público número uno” de México.

A Ríos Galeana se le atribuyen más de 100 asaltos a bancos y casas de la Ciudad de México, Estado de México, Querétaro, Morelos, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala.

Para poder eludir a la justicia, se operó el rostro y huyó a los Estados Unidos. Encontró refugio en Los Ángeles, California, donde optó por dedicarse al mantenimiento de pisos.  Además, se volvió religioso. “Déjenme decirles que Jesús cambió mi vida. Por él me retiré de esto. A Dios le pedí perdón y él me perdonó. Dios me transformó. Dios me cambió… soy evangelista”. (Vía: El Universal)

(Imagen. Cuartoscuro)

Fue detenido en 2005, tras 19 años de estar prófugo. Ríos Galeana fue ingresado al penal del Altiplano y en 2015 fue condenado a 25 años de prisión. Obviamente, ya no pudo cumplir con la sentencia.

En la cultura popular

Carlos Monsivais escribió sobre Ríos Galeana en un texto para El Universal, llamado: El mayor asaltante bancario. Además, inspiró corridos, como el que fue compuesto por Los Invasores de Nuevo Léon.

También hay dos películas inspiradas en su historia. Una es El Charro Misterioso de José Manuel Cravioto,  con Tenoch Huerta interpretando a Alfredo Ríos Galeana.  El otro filme es Mexican Gangster de Billy Rozvar.

El enemigo número uno de México ha muerto y su historia está llena de lecciones de corrupción e incompetencia.