A paro médicos legistas, de Ministerios Públicos y Reclusorios: no tienen ni seguro

Alrededor de 350 médicos legistas y trabajadores de la salud (doctores, enfermeros, técnicos y adminsitradores) de los Ministerios Públicos de la Ciudad de México iniciaron desde ayer, 15 de abril, una serie de protestas que incluyen un paro escalonado para exigir al gobierno de la Ciudad de México sus derechos laborales básicos: no tienen ni seguro médico.

Un médico legista tiene un trabajo que no es muy envidiado. Atienden cientos de personas de todas las condiciones sociales, enfermos de todas las enfermedades y revisan todos los cadáveres que llegan a los Ministerios Públicos.

Con el incremento en el número de personas en situación de calle, el crecimiento de la violencia en la ciudad y las fallas en el sistema de salud, su trabajo es cada vez más una urgencia.

Desde hace más de diez años, cientos de médicos legistas (y funcionarios de muchas otras dependencias del gobierno de la CDMX) trabajan bajo un régimen “especial”: “Nómina 8”, conocida dentro de la burocracia de la Ciudad de México como “de estabilidad laboral”.

Con un sueldo mucho más bajo que sus contrapartes con plaza, sin derechos laborales más que un periodo vacacional de diez días al semestre y, hasta diciembre del 2017, acceso al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) más que para consultas en la Clínica familiar; muchos trabajadores operan dentro de este régimen con la esperanza de que eventualmente logren una plaza. Pero para la gran mayoría eso nunca llega.

https://twitter.com/mh_plataocho/status/921558523787579392

En entrevista para Plumas Atómicas, la doctora Marcela Barrera Chávez, médico legista en la Zona Norte, nos relató la situación que pasan ella y sus compañeros bajo la ‘nómina 8’ y el proceso largo que han llevado para ganar plazas regulares:

En su último informe de gobierno, Miguel Ángel Mancera prometió diez mil plazas para los trabajadores del gobierno de la CDMX en regímenes similares. Sin embargo, esas plazas, nos dice la doctora Barrera, se fueron principalmente al departamento de Limpia; unas cuantas llegaron a la Secretaría de Salud pero se otorgaron a recién llegados sin aclarar los criterios para elegir a los, ahora, dueños de plaza.

Así mismo, denuncian que muchas de esas plazas fueron otorgadas a los nuevos elementos por el nuevo sistema de justicia penal, haciendo a un lado a los trabajadores del otro sistema. Aun a los legistas, quienes son parte esencial de las investigaciones.

A esta protesta se suman trabajadores de la Secretaría de Finanzas de la CDMX y de varias delegaciones de la capital que se encuentran en las mismas condiciones.

“El mismo gobierno es el que no nos está dando las prestaciones que exige a otros empleadores”

Los médicos legistas y los trabajadores de salud trabajan en ambientes peligrosos para su integridad física, psicológica y sexual; su trabajo no sólo es necesario sino hasta urgente para la impartición de justicia, la salud de la ciudad y el cuidad de quienes no tienen absolutamente nada.

Su derecho a consultas en el ISSSTE (sólo a consultas: nada de pensión, créditos hipotecarios o seguridad social básica) fue cancelado en diciembre sin ninguna explicación a pesar que han pagado sus cuotas hasta este mes:

Con motivo de no generar antigüedad, cada diciembre nos cortan el servicio de consultas. Pero esta vez no lo han reinstalado, a pesar de que hemos pagado nuestras cuotas de enero, febrero y marzo.” Declaró a Plumas Atómicas, la doctora Barrera Chávez.

Plumas Atómicas se puso en contacto con la Secretaría de Salud, el departamento de Comunicación Social de la dependencia dijo no tener información sobre el paro de los médicos. Sin embargo, la doctora Barrera nos relató cómo compañeros suyos han sido amenazados por sus superiores:

Hay compañeros que se han sumado y están siendo reprimidos: [los amenazan con] correrlos, despedirlos o desplazarlos. Los despiden o los cambian a lugares que no les convienen o donde la carga de trabajo es mucha, donde están solos atendiendo 250 personas ellos solos”

Observación de la CNDH respecto a amenazas a médicos

Por lo menos, ¿no se les debería de garantizar la misma seguridad que proveen a quienes atienden?

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México no dio una respuesta oficial, porque “la encargada no se encontraba”.