Tras anomalías en concursos literarios, renuncia coordinadora de literatura

Luego de tres concursos con irregularidades, la desaparición de otro y la reducción de personal, Cristina Rascón renunció a su cargo
Renuncia Cristina Rascón, Coordinadora Nacional de Literatura de INBAL

ACTUALIZACIÓN: Cristina Rascón, quien fungiera como Coordinadora Nacional de Literatura (CNL) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), renunció ayer a su cargo luego de múltiples escándalos en la dependencia a su cargo.

Como te reportábamos, las irregularidades en tres premios literarios nacionales, la desaparición de otro y el recorte masivo de personal de la CNL ocurrieron durante su administración.

En un comunicado facilitado por el INBAL a Plumas Atómicas, la CNL reconoció y lamentó los cuatro premios donde se detectó la apertura de plicas e informó que se reiniciará la convocatoria.

********

En al menos tres concursos literarios nacional se ha denunciado la violación de plicas y fraude (además del recorte del monto de los premios): el de Ensayo Literario José Revueltas, el de Cuento San Luis Potosí Amparo Dávila y de Novela José Rubén Romero. Hasta el momento, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) sólo ha confirmado mala praxis en el último.

¿Por qué es importante el anonimato en los concursos literarios?

Empecemos explicando algo que, aunque parece sencillo, no lo es tanto: las denuncias en los tres concursos es que se abrieron las plicas de los participantes, ¿qué son y por qué es tan importante?

Una plica es el texto, borrador, manuscrito o publicaciones, firmadas todas con seudónimo, que tú, como escritor, envías a un concurso literario.

El mundo literario, por muy amplio que parezca, en realidad es muy pequeño: amistades, relaciones de poder o movimientos de carrera podrían hacer que la decisión de los jurados de un premio literario no sean imparciales (y ya ni hablar de cuestiones más profundas, como género, raza o clase).

Por ello el anonimato es necesario: para que los premios, en la medida de lo posible, sean justos. Si se viola ese anonimato, es difícil creer que se mantiene la imparcialidad del concurso.

Tres concursos, una constante: la violación del anonimato

En sendas notas, ExcélsiorEl Universal publicaron a detalle cómo participantes del concurso de Ensayo Literario José Revueltas, el de Cuento San Luis Potosí Amparo Dávila y de Novela José Rubén Romero: las plicas fueron abiertas y, con ello, el anonimato de los participantes fue vulnerado.

En el caso del José Revueltas, un participante declaró a Excélsior cómo envió dos plicas con seudónimos diferentes y los organizadores del concurso lo contactaron, diciéndole que no podía hacer eso:

“A mí se me hizo extraño que ellos supieran que había concursado con dos manuscritos porque la convocatoria aún no ha cerrado. ¿Cómo sabían que ambos textos eran del mismo autor si son inéditos y anónimos? (Vía: Excélsior)

La situación en el premio de Novela José Rubén Romero fue mucho más preocupante: al parecer la mayoría (si no es que todas) las plicas se abrieron, se investigó la trayectoria de los participantes y la información se vació en un documento Excel.

De acuerdo a lo publicado por El Universal, una copia de ese documento (que puedes revisar aquí) fue enviado a la Secretaria de Cultura Alejandra Frausto.

La respuesta de INBAL

Los primeros señalamientos fueron desmentidos casi en automático por el INBAL. En un comunicado, publicado en su página, titulado “El contenido de las plicas continúa en el anonimato”.

En él, se describe hasta el mínimo detalle, la explicación del Instituto cultural sobre el caso específico reportado por Excélsior.

Captura de documento excel con info de concursantes (Vía: El Universal)

El mismo fraseo del comunicado se vio reflejado en el correo que le llegó a la secretria Frausto, de acuerdo a El Universal, pues el archivo adjunto era acompañado de este texto:

“Distinguida maestra Alejandra: Pues aquí en Michoacán sí se están abriendo las plicas de los premios de literatura del INBA, revise este documento y dese cuenta que TODOS los campos están llenos, ¿cómo pueden saber la trayectoria, publicaciones, editoriales y nombre de cada autor si no es abriendo las plicas? Esto es grave y es hora de que el gremio se entere de que en la CNL [Coordinación Nacional de Literatura] están dando instrucciones y sean unas incompetentes“. (Vía:El Universal)

El documento Excel y el correo no le dejaron de otra ni al INBAL ni a la CNL más que aceptar que se violó el anonimato y, como medida de corrección, propuso… que los participantes manden de nuevo sus proyectos.

Respuesta en redes sociales del INBAL. (Imagen: Twitter)

Estos tres premios no son los únicos con convocatoria abierta, por lo que el INBAL tuvo a bien lanzar otro comunicado en el que dice que en el caso de las muchas otras convocatorias prometen que no se violará el anonimato.

Pareciera que la Secretaría de Cultura y el INBAL ha pasado de un escándalo a otro sin tiempo para respirar: desde la renta de espacios estatales para celebraciones religiosas hasta la violación del anonimato de los concursos literarios, ¿será que “no hay publicidad mala”?

Plumas Atómicas buscó alguna declaración de parte del INBAL, se nos prometió una respuesta pero hasta el cierre de la redacción de esta nota, ésta no ha llegado.