¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Qué es la Utopía de la Mariposa?

El documental de Plumas Atómicas competirá en la categoría de mejor corto documental mexicano en el Festival de Cine de Morelia.
(Imagen: Plumas Atómicas)

La Utopía de de la Mariposa es el nuevo documental de Miguel J. Crespo. Producido por Plumas Atómicas, esta película cuenta la historia de Lukas Avendaño, un artista del performance muxe que busca a su hermano desaparecido. Éste es un documental sobre la protesta en contra de los desaparecidos, de la importancia del arte para la denuncia y del dolor compartido de miles de mexicanos. Pero, también es mucho más que eso…

También te recomendamos: La Utopía de la Mariposa formará parte del Festival Internacional de Cine de Morelia

La Utopía de la Mariposa es una ausencia hecha presencia, el recuerdo de un cuerpo que no está y de otros cuerpos que lo reclaman. Es la historia de 40 mil desaparecidos y la vida trágica de una familia que perdió a alguien. Es el dolor de Tehuantepec, el desgarro de Oaxaca, la herida de México.

En un documental de poco más de media hora, Miguel J. Crespo plasma, escribiendo las imágenes alrededor del artista Lukas Avendaño, una historia nacional en el sufrimiento de una persona y el dolor de muchos en la intimidad de un artista.

Desde niño, Lukas Avendaño quería hacer algo más que trabajar en el campo. Se resistía a que su padre lo llevara al monte, se resistía a utilizar la misma ropa aburrida de los hombres, se resistía a ignorar el sueño de cantar un día y bailar y volar como mariposa. Lukas Avendaño encontró en su cuerpo un motivo de resistencia; de resistencia a la normatividad de género, primero; de resistencia a un contexto social después.

Lukas Avendaño estudió antropología y, luego, juntó el pensamiento antropológico con la danza y el performance para canalizar reflexiones a través del cuerpo. Ejerciendo el performance y la danza, Avendaño se convirtió en el artista Muxe más importante del mundo. Recorrió Europa y América del Norte presentando sus obras, expresando con imágenes simbólicas y movimiento kinético lo que no se puede decir con palabras. Lukas Avendaño extendió lejos las alas de mariposa… y no pudo evitar lo inevitable.

El 10 de mayo de 2018, su hermano menor Bruno -un hermano que había cuidado y alimentado desde niño- desapareció misteriosamente en Tehuantepec. Bruno era marino… pero la Marina nunca hizo nada para averiguar su paradero. Nadie hizo nada por Bruno, salvo su familia y el incansable aliento de su hermano.

La necedad de Lukas Avendaño lo llevó a una nueva travesía a través del mundo; una travesía de denuncia y de protesta; una travesía en la que volvería a utilizar su cuerpo para rebelarse contra la realidad oprimente de un país sin ley. Agotadas las instancias legales, los procesos burocráticos torpes, las protestas fallidas, Lukas Avendaño se enfocó en el arte para denunciar la desaparición de su hermano. Y recorrió otra vez el mundo compartiendo, a través del performance, el dolor íntimo de una ausencia. Con su cuerpo, Lukas Avendaño hizo presente lo inasible y, en este acto mágico, invocó el sinsentido de una desaparición y la dolorosa apatía de las autoridades mexicanas.

¿Qué es La Utopía de la Mariposa?

Es un documental, narrado por la voz poética y profunda de Lukas Avendaño que explica las herramientas de una rebeldía. Es la historia de un hombre que se opone, de cuerpo abierto, a la injusticia sin nombre. El documentalista Miguel J. Crespo se enfoca en los detalles, pequeños aspectos de la vida cotidiana de Lukas y lo observa con amorosa dedicación… Pero la palabra siempre es de Lukas. Mientras la cámara recorre el patio de su casa, las sillas vacías, el campo para trabajar y las pinturas para maquillarse; mientras la cámara lo observa vistiéndose y poniéndose pesados anillos dorados; escuchamos, de viva voz, su tragedia.

(Imagen: Plumas Atómicas)

La cámara acompaña una transformación cuando la vida artística de Lukas Avendaño se traslada a lugares oscuros… A los tribunales y a las actas, a las fechas y a los laberintos del transporte público de la Ciudad de México, a la displicencia de funcionarios que olvidaron la empatía y las promesas de políticos que no llenan los vacíos que otros políticos dejaron.

Este hermoso documental, nominado en la categoría de mejor corto documental mexicano en el prestigioso Festival Internacional de Cine de Morelia, es un documento de nuestra época. Ésta es una demostración del dolor de un país y de la diversidad en la escritura de ese dolor. Porque son tantos los duelos, los reclamos, las heridas, como las protestas posibles.

La protesta de Lukas Avendaño es una forma hermosa de presencia. Ésta es la idea misma del arte como utopía porque, a pesar de la abrumadora cantidad de desaparecidos, de la esperanza que se diluye y del recuerdo que se escapa, la lucha poética sigue viva. Se lucha por lo imposible, soñando con los que ya no están. Se lucha por lo imposible para que el recuerdo apremiante de los desaparecidos defienda la vida de los que seguimos aquí.

 

Por: Nicolás Ruiz / @PezOut