¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Carrie Fisher: La princesa Leia cuyo legado trascendió Star Wars

Fisher también fue una prolífica escritora y un ejemplo para muchas mujeres
(Imagen: LucasFilm Ltd.)

Con el estreno de Star Wars: Rise of Skywalker, llegamos al final de una era tanto para Carrie Fisher como para el papel que hizo famosa: la princesa Leia. Un personaje que rompió con el estereotipo de las princesas y que abrió la puerta para que, a tres años de su muerte, recordemos a la hija de Debby Reynolds y su legado que trasciende Star Wars.

También te recomendamos: Censuran beso entre dos mujeres en “Star Wars: El Ascenso Skywallker” en Singapur

En una galaxia muy, muy lejana…

Es 1977, cuando Star Wars llegó al cine, vimos como Luke llega a la Estrella de la Muerte y proclama con determinación: “Soy Luke Skywalker, estoy aquí para rescatarte”. Pero cuando la cámara cambia a la princesa Leia, ella, recostada, frunce el ceño y pregunta:” ¿Eres quién?”

Es un momento pequeño, casi fugaz, pero con un gran significado. Porque, esa frase, con una mirada desafiante mientras frunce el ceño, Leia cambia el concepto típico de las princesas. Deja en claro que puede estar angustiada, pero no es una “damisela” débil, especialmente una que no necesita un salvador. A medida que avanza la historia, la vemos liderando la rebelión contra un régimen fascista, luchando en primera línea por sus derechos y los derechos de su pueblo, y haciéndolo todo en sus propios términos, en lugar de recibir órdenes de los hombres que la rodean. Y ese no es solo el legado de Leia, también es Carrie Fisher.

La princesa del pueblo

En Leia, Fisher nos dio el último sobreviviente. Era alguien que había perdido todo: su familia, su hogar, todos los quedaba de su vida anterior. Más tarde (en The Force Awakens) perdió a su propio hijo, a su hermano por un destino desconocido e incluso al amor de su vida.

(Imagen: LucasFilm Ltd.)

Despojada de todo y, sin embargo, nunca se rindió. No fue una princesa frágil o dependiente. Nunca se inclinó ante el miedo, no se rompió al dolor o la desesperanza. Se dobló, se desgarró, sin duda, pero Leia siempre fue la chispa de la eterna lucha.

Carrie Fisher encarnó a una mujer capaz de unirlos a todos, porque Leia era el ejemplo de nuestras luchas y demostró que nunca tenemos que retroceder o ceder ante nuestros miedos. Era la líder, la princesa, la general. Por eso, Carrie siempre vivirá en nuestra memoria, e incluso ha obtenido una especie de inmortalidad, la tan anhelada inmortalidad que los Sith nunca lograron.

Pero su muerte nos dejó una sensación de la pérdida mucho mayor, porque todo lo que Leia representaba en la pantalla, Carrie Fisher lo incorporó a su propia vida.

Carrie Fisher más allá de Leia

A finales de los años 70 y 80, cuando a las mujeres no se les daba la voz suficiente, Fisher criticó audazmente el sexismo de Hollywood. Carrie habló extensamente sobre convertir a la princesa Leia en un objeto sexual (sobretodo por aquella escena del bikini dorado de Leia), sobre las mujeres que son estereotipadas, sobre la condescendencia de sus contrapartes masculinas, sobre los estándares injustos de la belleza femenina, y más tarde, sobre envejecer en Hollywood.

Porque Fisher, al igual que Leia, se rebeló. Habló como una mujer y como alguien que tenía trastorno bipolar. Publicó su primer libro Postcards From The Edge en 1987, un texto basado en sus propias experiencias con la adicción y la rehabilitación. La novela fue adaptada a una película protagonizada por Meryl Streep.

Carrie Fisher como la princesa Leia (Imagen: LucasFilm Ltd.)

En las siguientes décadas, publicó más de una docena de libros. Convirtió sus memorias Wishful Drinking en una obra de una mujer que demostró su destreza como comediante. Su último libro fue The Princess Diarist en 2016. Esta colección de ensayos mostró cuánto luchó Carrie Fisher bajo la larga sombra de Star Wars y cómo finalmente llegó a la paz con la princesa Leia.

Su legado

Star Wars comienza y termina con Leia Organa. La saga Skywalker le pertenece tanto a ella como a Luke. Leia fue la primera chispa de resistencia, y  en Rise of Skywalker llega el final de su historia. Leia comenzó esta pelea y la lucha hasta las últimas consecuencias. Comenzó como una princesa valiente, y se convirtió en una general muy respetada. Leia fue una de las grandes heroínas de Star Wars. Carrie bromeó una vez que su lápida tendría el nombre de Leia, pero realmente su espíritu siempre vivirá en generaciones de mujeres jóvenes que admiran su carácter icónico, que ha trascendido la pantalla de cine.