Policía vasca te acompaña a tu casa por la noche

En un municipio del País Vasco, la policía municipal acompaña a mujeres menores de edad a su casa durante las fiestas patronales
Camión con policías lleva a las asistentes a sus casas después de las fiestas.

En el municipio de Santurtzi, mujeres menores de edad siguen confiando su seguridad a la policía municipal. Para poder asistir a la fiesta municipal, muchas de ellas solicitan un servicio de acompañamiento por parte de la policía. 

En Santurtzi, municipio del País Vasco, se celebran en el mes de julio las fiestas del Carmen. Este año la festividad ocurrió del 12 al 20 de julio, con conciertos de artistas como Coti, Camela, EraBatera y La Casa Azul. Los conciertos gratuitos son sólo una parte de las fiestas patronales. Sin embargo, entre los más de 35,000 asistentes, es común que ocurran conflictos, riñas y agresiones sexuales. Con la intención de proteger a las mujeres asistentes y asegurar su llegada a salvo a casa, el ayuntamiento creó un programa de acompañamiento.

El programa se inició en 2018, con agentes del cuerpo local, bomberos y voluntarios que acompañaban a cada una de las solicitantes a su casa. Sin embargo, para agilizar el proceso, este año se instaló un autobús que cuenta con vigilantes de seguridad y guardias locales. Un elemento policiaco acompaña a cada mujer hasta su casa desde la parada del camión y esperan en el portal hasta escuchar una confirmación a través del interfón.

Camión con policías lleva a las asistentes a sus casas después de las fiestas. (Imagen: El País)

Durante el 2018 se atendieron a 388 personas. Casi todas eran mujeres (97.5%) de las cuales el 57% eran menores de edad. Por su parte, durante 2019, se atendieron a 220 personas (todas mujeres, excepto dos varones), donde 47% eran menores de edad. (Vía: El Correo)

La mayoría de las mujeres toman el camión porque tienen miedo de regresar solas a casa, otras sólo tienen permiso de sus padres si las acompaña un elemento policiaco. El servicio está abierto de 1 a 6 de la mañana y el camión sale cada hora. El servicio sólo se ofrece a mayores de 13 años, sin embargo, si hay alguna menor, se contacta a sus padres para asegurar permiso de transporte.

Por su parte, la iniciativa ha sido replicada en diferentes municipios del País Vasco como Sestao, Leioa y Bizkaia. Igualmente, el ayuntamiento de Cadiz contrató a la empresa Lagún (misma que realizó los acompañamientos en Santurtzi) para acompañar a 233 mujeres durante su feria anual. (Vía: El País)

Sin embargo, a pesar de la iniciativa creada para proteger a las mujeres de los agresores, en la madrugada del domingo fue detenido un hombre de 19 años. Como rechazo a la agresión, más de 600 personas se congregaron frente al ayuntamiento en completo silencio. La víctima fue agredida en compañía de sus amigos, no por “estar sola”.

Concentración en protesta de las agresiones sexuales durante la fiesta del Carmen. (Imagen: Twitter)

Aunque este tipo de programas aseguran la seguridad de las mujeres en el trayecto a casa, también nos hacen preguntarnos ¿por qué es más fácil tener que asistir individualmente a cada mujer, en lugar de crear políticas públicas para terminar con el acoso y la violación? ¿Qué pasará cuando el número de mujeres que piden este servicio supere al número de policías disponibles?