¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

A 7 meses de acabar sexenio, EPN supera a FeCal en asesinatos

Un día a Felipe Calderón se le ocurrió que sería una buena idea, una idea de “valientes”, iniciar una guerra contra las drogas en México y, por ende, contra el crimen organizado. Para el 2012, esa decisión había manchado a su administración con la sangre de 102 mil 859 personas asesinadas en seis años. Ahora, el presidente Enrique Peña Nieto ya superó a su antecesor por mil 814 homicidios dolosos, o 1.7% más, y todavía le quedan siete meses en el cargo.

Según las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en marzo de este año se abrieron 2 mil 346 homicidios dolosos. Con este monto, la cantidad de asesinatos en todo el país en el sexenio de Peña subió a 104 mil 673.

Y no es como que se redujeron en el año. Enero abrió con 2 mil 159 carpetas de investigación y febrero registró 2 mil 48. De esta manera, marzo vio un incremento del 14% respecto al mes pasado. Ahora, con los tres meses en cuenta, estamos hablando del primer trimestre más sangriento desde 1997, cuando se comenzaron a registrar las cifras en el SNSP.

No sólo eso. marzo de 2018 es –por una diferencia mínima– el segundo mes más violento en los últimos 21 años. Hasta ahorita, el mes más sangriento que ha sido registrado es octubre de 2017, con 2 mil 381.

Este aumento de asesinatos se detectó en 21 de las 32 entidades federativas. Las que más muertes violentas registraron fueron Guanajuato, con 224 homicidios dolosos, Guerrero y Baja California.

Entidades con más asesinatos en marzo:

  1. Guanajuato – 224
  2. Baja California – 205
  3. Guerrero – 205
  4. Estado de México – 174
  5. Jalisco – 166

La entidad que vio el mayor aumento en la Federación fue Nayarit, con un 75% respecto al mes anterior. A esta entidad le sigue Guanajuato e Hidalgo, con 43% y 35%, respectivamente.

Ver: ¿Violencia del crimen organizado podría escalar a conflicto armado?

Si bien es cierto que no todos los homicidios dolosos están relacionados con el crimen organizado y la violencia en este país, el Reporte de Guerra 2017, publicado en marzo, da un poco de perspectiva. El documento de la Academia de Ginebra por la Ley Internacional Humanitaria y los Derechos Humanos estima que entre la mitad y una tercera parte de los asesinatos en las administraciones de Peña y Calderón están relacionado al crimen organizado.

La Academia ahonda que la violencia en el país tiene su parteaguas tras la declaración de guerra de Calderón y explica que cuando Peña Nieto entró al Ejecutivo lo hizo con promesas de un cambio de estrategia. Sin embargo, nunca cumplió con tales y se continuó con la campaña punitiva contra las drogas y los implicados, perpetuando la violencia en el país.