¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Una mujer robó 40 estimuladores de clítoris y los repartió a sus vecinas

Este estimulador de clítoris es un gran éxito comercial alrededor del mundo
Una mujer robó 40 estimuladores de clítoris y los repartió a sus vecinas (Imagen: Periódico de Ibiza)

En Alicante, España, una mujer de 40 años  robó cerca de 40 estimuladores de clítoris de la marca Satisfayer. Medios aseguran que tras robar los juguetes sexuales los repartió entre sus vecinas.

También te recomendamos: Surge primera ‘sex-shop’ itinerante en Cuba

El 23 de enero una mujer robo una caja con 40 vibradores de la marca Satisfayer en un comercio de Callosa de Segura. Cuando el dependiente de la tienda se dio cuenta del hurto revisó las grabaciones de las cámaras de seguridad de su local descubrió el hurto.

Presuntamente, un repartidor dejó el pedido de juguetes sexuales en el local, posteriormente, la mujer ingresó a la tienda y mientras los empleados estaban ocupados se llevó una caja cuyo valor oscila en 2 mil euros. Se trataba de un cargamento de estimuladores de clítoris de la marca Satisfayer.

Los estimuladores de clítoris son han ganado popularidad entre la población femenina, pues este juguete sexual les permite estimularse de manera cómoda y segura.

El Satisfayer es un juguete sexual con un mango de unos 1.65 centímetros dotado de un cabezal de silicona que se ajusta para rodear al clítoris. Proporciona una sensación de vacío y emite pequeñas pulsaciones de aire que rozan el órgano sexual femenino. El producto ha logrado en poco tiempo un gran éxito de venta en tiendas y webs eróticas”. (Vía: El País)

Algunos medios han puntualizado que tras el robo la mujer había repartido los estimuladores de clítoris entre sus vecinas. Tras el robo, el 24 de enero el dueño del local realizó su denuncia ante los agentes del Área de investigación de la Guardia Civil.

Por su parte, los elementos de seguridad detuvieron ala presunta autora del robo de los estimuladores de clítoris.  Una vez que la mujer fue dispuesta ante las autoridades confesó que después del robo, entregó una parte a un centro de masajes de esa población.

Lo sobrante fue repartido entre vecinas de Callosa, se reporta que la Guardia civil recuperó una parte de los estimuladores de clítoris. Por el momento, la mujer que en redes ha sido descrita como “una heroína” quedó en libertad, pero con cargos y en espera de juicio. 

Con información: El País