Tregua en la guerra comercial de EE.UU. y China

Las últimas semanas vimos los primeros intercambios de golpes entre dos pesos pesados, Estados Unidos y China, quienes se envolvieron en una guerra comercial iniciada por quien afirma que estos conflictos económicos son fáciles de ganar: Donald Trump.

Lee también: “Esta es la jugada de China antes de las negociaciones comerciales con EE.UU.” 

Recordemos que en represalia por los 60 mil millones de dólares en aranceles impuestos a productos del gigante asiático, el panorama se complicó para Estados Unidos, ya que los chinos, entre otras cosas, contraatacaron con gravámenes por 50 mil millones de dólares que, entre otras cosas, le pegaron directo a la base de votantes de Trump, los agricultores, quienes exportan soya y maíz a ese país.

Trump China

Esta lucha en realidad a nadie le conviene, ya que tiene efectos que trascienden el conflicto entre los países involucrados debido al tamaño de sus economías, es decir, esta guerra comercial tiene consecuencias globales.

Después del primer intercambio de golpes, estos pesos pesados optaron por establecer una tregua y sentarse a negociar, ya que las dos partes han anunciado la suspensión de las imposiciones arancelarias en el transcurso de las mesas de trabajo que tienen como objetivo nivelar la balanza comercial entre esos dos países, ya que recordemos que ese tema es una obsesión de Trump, el cual por cierto tiene que ver con cuestiones económicas internas de Estados Unidos, pero eso el presidente no lo quiere o no lo puede entender.

China EU

Al respecto, miembros del gabinete económico de Trump, quienes han tenido reuniones con autoridades chinas han señalado que ya se han abordado marcos de acción para reducir el desequilibrio comercial entre los dos países, el cual favorece al gigante asiático con un superávit de 335 mil millones de dólares.

“Estamos paralizando la guerra comercial. En este momento hemos acordado poner los aranceles en suspenso mientras tratamos de poner en marcha el marco”, señaló el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en una entrevista para Fox News.

Lo que se sabe hasta el momento es que en las mesas de negociación, China se comprometió a aumentar sus importaciones de productos agrícolas como soya, algodón y maíz, así como de productos energéticos, como petróleo crudo y gas LP, que oscilan entre un 35 y un 40% sobre los niveles actuales. (Vía: El Financiero)

China

Finalmente, esta tregua, redujo la incertidumbre en los mercados bursátiles de Estados Unidos, los cuales cerraron con ganancias el día de hoy. El S&P 500 ganó 0.73%, equivalente a 20.04 puntos; el índice industrial Dow Jones ganó 1.21%, equivalente a 298.20 puntos, impulsado principalmente por el incremento del precio de las acciones de Boeing, la cual vende un cuarto de su producción de aviones comerciales a China; finalmente, el Nasdaq subió 39.70 puntos, es decir, un 0.54%.

Los grandes perdedores de esta tregua fueron las acereras estadounidenses, ya que por ejemplo, la AK Steel vio una depreciación de sus acciones en un 5.1% y la U.S. Steel perdió 3.8% en el valor de sus acciones. Recordemos que estas empresas eran las más beneficiadas con las medidas arancelarias del gobierno de Trump. (Vía: El Economista)

Por: Redacción PA.